Planeación es fundamental para control de finanzas personales

Es indispensable realizar un presupuesto, a fin de conocer la cantidad de ingresos y egresos que tiene una persona, con el fin de planear sus actividades económicas, sin afectar sus finanzas ni sus...

Es indispensable realizar un presupuesto, a fin de conocer la cantidad de ingresos y egresos que tiene una persona, con el fin de planear sus actividades económicas, sin afectar sus finanzas ni sus necesidades, como vestido, alimentación, educación, transporte y vivienda, entre otros satisfactores, indicó Wolfgang Erhardt Varela, vocero nacional del Buró de Crédito.

El departamento de Vinculación de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) ofreció a estudiantes e integrantes de la comunidad universitaria una charla con el vocero, quien abordó diversas temáticas para lograr finanzas sanas.

En un comunicado, el vocero habló del crédito desde dos perspectivas, del solicitante y quien lo otorga, ya que en un momento dado se jugará uno de los dos roles en la economía diaria, por lo que es importante conocer las implicaciones que cada una conlleva para la toma de decisiones más conscientes y planificadas.

En lo referente al Buró de Crédito, indicó que hay muchos mitos que deben ser aclarados, entre ellos que sólo se exhibe a los deudores, y aclaró que para salir de este último listado se deben esperar seis años, lo cual aplica para personas o empresas que deben de mil a 400 mil Unidades de Inversión (UDIS). Para deudas más pequeñas se hace posible que desaparezcan del Buró, en un plazo de cuatro años como máximo.

Wolfgang Erhardt Varela informó que el Buró de Crédito también tiene ventajas, entre ellas hacer ventas cruzadas, monitoreo de crédito, además de que apoyar a las empresas para hacer cobranzas efectivas y realizar administración de riesgo con datos confiables, de tal manera que se puedan prevenir fraudes y el crecimiento de carteras vencidas.

El vocero expuso que, a través de las instituciones de educación, como la UAA, es factible formar de manera adecuada a los futuros actores de la economía de un país, ya que en determinada etapa de la vida necesitarán un crédito para realizar proyectos que les impulse en su desarrollo profesional, personal o familiar.