Rosana reanuda la conexión con su público en México

Bastaron un par de canciones para que la española Rosana conectara de inmediato con su público mexicano, llevándolo de la mano por la magia de su nuevo disco "En la memoria de la piel", título que da...

Bastaron un par de canciones para que la española Rosana conectara de inmediato con su público mexicano, llevándolo de la mano por la magia de su nuevo disco "En la memoria de la piel", título que da nombre a su actual gira.

La española, luego de algunos meses de ausencia, regreso a esta ciudad para compartir su música, que como es costumbre arrebató no sólo los aplausos, sino también los coros por parte del público que se confundían con la voz de la artista.

El escenario del Plaza Condesa fue el lugar que albergó a la española en esta velada donde agradeció la presencia y el cariño brindado a su trabajo y persona.

Con un escenario sencillo donde evocó el universo Rosana, transportó a su público por la magia y profundidad de sus letras que muchos decidieron guardar en sus teléfonos, mientras otros apasionadamente cantaban al compás del cuarteto de músicos que la acompañaron en una parte del concierto.

Aunque el ánimo estuvo a su máximo no faltaron las fallas en el sonido que Rosana supo superar, con la experiencia que le han dado los años arriba de los escenarios.

"Llegaremos a tiempo", "Todo es empezar", "Te debo este sueño", "Puede ser" y "No olvidarme de olvidar" fueron parte de la velada, donde la anfitriona hizo una pausa para dejar en claro que en este concierto lo que imperaría es el baile, la alegría y el positivismo.

Así que "Sin miedo" se convirtió en una invitación a disfrutar sin inhibiciones, que la audiencia aprovechó con las siguientes interpretaciones como "Hoy" y "Soñaré", con las que se daba paso al segmento acústico donde se hizo acompañar por Sandra Corcuera.

"Así son las cosas", "El cielo que me das", "En la memoria de la piel", "Con viento a favor", "Si tú no estás", "Talismán" y "A fuego lento" también fueron parte de la velada en el recinto que abarrotó y donde complació con algunos temas extra antes de decir adiós.