La Secretaría de Protección Civil en Guerrero emitió el aviso preventivo ante el posible evento de mar de fondo que se espera en el transcurso de la madrugada de este jueves y con olas de hasta a 2.4 metros de altura, sin descartar un incremento mayor en zonas de tormenta.

A través de un comunicado, el titular de la dependencia en el estado, Marco César Mayares Salvador, informó que el fenómeno natural provoca grandes desplazamientos de aguas oceánicas a las costas, aumento del nivel del mar, oleaje elevado, marejadas en forma recurrente y reducción del área de playas.

Hizo un llamado a la población y prestadores de la zona costera de Guerrero para que se mantengan en alertas, ya que el Mar de Fondo tendrá periodos de 14 a 16 segundos, con posibles corrientes de arrastre en playas, bahías y dársenas.  Este fenómeno climatológico se presentará desde Chiapas hasta Jalisco, incluyendo nuestra entidad.

Pidió a los navegantes de embarcaciones menores tomar las medidas de precaución necesarias y respetar las indicaciones de las Capitanías de Puertos, así como escuchar las indicaciones del personal de salvavidas, evitar la realización de deportes acuáticos.

Asimismo, evitar introducirse al mar y caminar en la franja de arena, ya que la resaca es muy fuerte y provoca arrastre de material sólido.

Recomendó a los visitantes y turistas que visitan las playas, evitar acercarse a observar el rompimiento de las olas, ya que puede ser sorprendidos por estas y sufrir algún accidente.

Pidió “al sector hotelero, restaurantero y enramaderos, ante la manifestación de fuertes marejadas, colocar banderolas rojas, en zona de playas y prohibir meterse al mar a bañistas, retirar a un lugar más alejado el mobiliario y equipo y zonas de recreo del área de playas".

En cuanto a los establecimientos semifijos tipo palapa próximos al mar, exhortó a proteger los negocios fijos ubicados.

La Secretaría de Protección Civil Estatal pone a disposición el número de emergencia 911 las 24 horas del día, que atenderá en caso de que se presente algún hecho de riesgo en las zonas costeras de Guerrero.