El vicepresidente del Senado, Luis Sánchez Jiménez, lamentó el cambio de política respecto del proceso de normalización de relaciones diplomáticas y comerciales entre Estados Unidos y Cuba.

En entrevista, dijo que ello "constituye un grave error del presidente Donald Trump, que terminará dañando no sólo al pueblo cubano, sino también a los intereses estadunidenses vinculados a la isla; merece una enérgica condena".

Anunció que en el marco de la Reunión Interparlamentaria Mexico-Cuba, un grupo de senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) acudirá a la isla a finales de este mes para dar seguimiento a los trabajos de cooperación entre ambos países y condenar enérgicamente la postura de Trump. 

Asimismo, Sánchez Jiménez afirmó que al dar marcha atrás a lo que hace 20 meses significó un avance para el diálogo y la normalización de relaciones entre Washington y La Habana, Donald Trump comete otro error en materia de política exterior, pues "parece enmarcarse más en su obsesión por destruir el legado de Barack Obama".