Televisa
Estudios de Televisa Chapultepec, en la Ciudad de México. Thelmadatter / Wikipedia

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) continúa bajo la lupa, esta vez por una acusación de haber tomado recursos por 42;000,000 millones de pesos del Congreso de la Unión para financiar su campaña de televisión con fines de propaganda

Según publica El Universal, el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) promovió una queja, el pasado 26 de febrero, donde demuestra que, de acuerdo con facturas de Televisa y Televisión Azteca, los recursos del Legislativo para financiar los spots del Partido Verde ascienden a dicha cantidad. El Partido Verde tiene un plazo no mayor a tres meses para resolver esta queja

De esta manera, el partido enfrenta acusaciones como el rebase de límites de aportaciones privadas anuales aprobados para el financiamiento privado, ingresos prohibidos, ocultamiento de gastos, fraude a la ley y falsedad de declaraciones-

El Partido Verde tiene un plazo no mayor a tres meses para resolver esta queja, que además de constituir una violación a la ley electoral en materia de financiamiento de los partidos, también constituyen delitos fiscales y penales.

Aunque los responsables jurídicos de ambas cámaras, Luis Armando Vargas, del Senado, y Juan Alberto Galván, en el caso de la Cámara de Diputados, negaron al INE la existencia de pagos para dichos promocionales, el organismo electoral tiene en su poder las facturas emitidas.

Los documentos prueban que el Senado pagó 17;239,000 de pesos para promover a los legisladores del Partido Verde en las dos televisoras, a quienes también pagó 750,000 pesos por realizar labores de producción de los spots, mientras que la Cámara de Diputados erogó 23;429,000 de pesos a las dos televisoras y casi 900,000 pesos más por concepto de producción.

Horacio Duarte, representante de Morena ante el INE, dijo que además hay facturas con omisiones en materia fiscal, sin método de pago y número de cuenta, ni origen de recursos o precio unitario.

Además, dichos montos no coinciden con las tarifas comerciales de ambas televisoras, por lo que se presumen donaciones al Partido Verde, lo cual está prohibido en la ley.