Edificios públicos en el DF exhiben propaganda y violan la ley de publicidad exterior

  • Este tipo de publicidad está prohibido por el riesgo que representa en caso de incendio.
  • Además, en caso de emergencia, dificulta la evacuación de los ocupantes del edificio.
  • El retiro de las lonas adheribles puede costar hasta 33,000 pesos.
<p>Vista panorámica de la Ciudad de México</p>
Vista panorámica de la Ciudad de México
NOTIMEX

Aunque el artículo 13 de la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal prohibe la colocación de lonas envolventes que promocionan programas del gobierno federal, por lo menos 9 edificios oficiales lo hacen.

Según publica Reforma, los inmuebles de dependencias como laSagarpa, el IMSS y ProMéxico exhiben propaganda de este tipo. Están prohibidos los anuncios de propaganda comercial e institucional adosados

Estas lonas no se permiten porque, en caso de incendio, el fuego podría extenderse a todos los niveles y además, en cualquier caso de emergencia, dificultaría la evacuación de los ocupantes del edificio.

Están prohibidos los anuncios de propaganda comercial e institucional adosados, al igual que los autosoportados que comprendan cuerpos en movimiento o realzados de la superficie, indica la fracción 8 del Artículo 13 de la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal.

"(Anuncios) Integrados en lonas, mantas, telones, lienzos, y en general, en cualquier otro material similar, sujetos, adheridos o colgados en los inmuebles públicos o privados, sea en sus fachadas, colindancias, azoteas o en cualquier otro remate o parte de la edificación" están restringidos, de acuerdo con la ley.

Otros inmuebles que violan esta disposición son  los que ocupan el Inegi, Diconsa, SME y Fovissste, además del Partido Verde, al promocionarse mediante lonas colgadas en inmuebles particulares.

Hace apenas unos días, el 24 de febrero, el Instituto de Verificación Administrativa del DF retiró 53 lonas publicitarias adheridas a paredes de edificios. Retirar un anuncio envolvente puede costar hasta 33,000 pesos.

De acuerdo con las reformas a la Ley de Publicidad Exterior, que están por entrar en vigor, el monto deberá ser pagado por el publicista o el encargado del edificio y el anunciante que realizó la contratación.