Maestros marcharon en Acapulco por el quinto mes del caso Ayotzinapa

  • Partieron de las oficinas de la delegación educativa Acapulco Coyuca de Benítez, armados con palos y tubos.
  • Exigieron la presentación con vida de los normalistas desaparecidos y piden justicia por el caso del docente que perdió la vida el martes.
  • El Comisionado Monte Alejandro Rubido, ha dicho que la muerte de Claudio Castillo Peña ocurrió por un aplastamiento. 

Cerca de un millar de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) protagonizaron el jueves una marcha para exigir la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa, a cinco meses de su desaparición.

A esta demanda también se sumó la protesta por la muerte del profesor Claudio Castillo Peña, quien perdió la vida este martes.

Según el Gobierno federal, la causa de su muerte fue atropellamiento Los manifestantes protagonizaron un mitin frente a las oficinas de la Policía Federal. Allí exigieron al Gobierno "la investigación y el castigo" por la muerte del maestro jubilado Claudio Castillo, de 65 años, quien "es un ejemplo de lucha a seguir", dijo uno de los portavoces de los maestros.

Según el Gobierno federal, la causa de su muerte fue atropellamiento, aunque los maestros aseguran estar convencidos de que ello no fue así.

"No le vamos a permitir que ahora nos vengan a decir que el compañero no murió por los golpes directos que sufrió, que no quieran engañar al pueblo, que no quieran engañar a México, que acepten la responsabilidad de la muerte", apuntó el profesor.

Los manifestantes denunciaron que "la represión" policial del 24 de febrero dejó más de 500 maestros y estudiantes lesionados por golpes, de los cuales 200 recibieron atención médica y más de 30 continúan hospitalizados.

Además, los maestros aseguran que trece trabajadores de la educación continúan desaparecidos y que cuatro compañeras fueron violadas por agentes de la Policía Federal, informó Walter Emanuel Añorve Rodrìguez, de la Comisión Política de la CETEG.

El martes, después de un bloqueo de varias horas de la vía que conduce hacia el aeropuerto de Acapulco y de un infructuoso diálogo con las autoridades, un grupo de manifestantes empujó un autobús contra la valla de agentes federales que resguardaban el acceso a la terminal aérea.

Los agentes respondieron a la agresión con el uso de garrotes y gas lacrimógeno contra los manifestantes, lo que derivó en un enfrentamiento en el que los maestros utilizaron palos, tubos y piedras.

Portaban una manta donde se leía "fuera asesinos de maestros"

En respuesta, este jueves, con palos y tubos, los maestros partieron de las oficinas de la delegación educativa Acapulco Coyuca de Benítez. Portaban una manta donde se lee "fuera asesinos de maestros".

Aunque el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, ha dicho que la muerte de Castillo Peña ocurrió por un aplastamiento, Añorve Rodríguez asegura que fue un crimen perpetrado por los policías.