Un juez federal presuntamente aceptó un soborno para liberar al hijo de un capo michoacano

  • El juez federal liberó a 43 de los 44 presuntos autodefensas que habían tomado el ayuntamiento de Apatzingán.
  • Al parecer, integrantes de La familia michoacana y Los Viagras le entregaron 400,000 pesos.
  • El hijo del capo Jesús Méndez pasó desapercibido para las autoridades, al punto que logró ocultar su identidad.

El juez federal Jorge Armando Wong Aceituno, quien exoneró a 43 de los 44 presuntos autodefensas que fueron detenidos en Apatzingán después de un tiroteo donde nueve personas murieron, el pasado 6 de enero, presuntamente recibió un soborno para evitar que el hijo de un capo fuera procesado.

Según publica Milenio, los remanentes de La familia michoacana y dirigentes de Los Viagras le habrían entregado dinero para que liberara al joven y que no fuera identificado por el gobierno federal. Recibió un soborno para evitar que el hijo del capo fuera procesado

Trascendió que existen registros telefónicos donde se escucha que ambas organizaciones pagaron 400,000 pesos para sobornar al juez y a un agente del Ministerio Público federal, a fin de que manipularan el caso y desaparecieran evidencias que permitieran la liberación de uno de los hijos de Jesús Méndez, quien es fundador de La familia michoacana. Al parecer,

Al parecer, La familia michoacana y Los Viagras son los responsables de haber tomado la presidencia municipal de Apatzingan, en diciembre pasado. Al liberar la alcaldía, el 6 de enero, el Ejército detuvo a Jesús Méndez, 'El Chuchín', quien es hijo del multihomicida confeso, del mismo nombre.

Ambas organizaciones delictivas cooperaron para sobornar a las autoridades y finalmente se liberó a 43 de los 44 detenidos. En el caso del hijo del capo, eéste logró ocultar su identidad, con lo cual se evitó su traslado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (Seido), donde se le consideraba un blanco de alto valor.

En el reclusorio ingresó como Juan Carlos Gutiérrez Segura, un nombre falso, a pesar de que en los medios se publicó quien era en realidad, un detalle que las autoridades pasaron por alto.