La ASF presenta 1,413 revisiones individuales al primer año de la gestión de Peña Nieto

  • Definen 13 áreas de riesgo de mayor impacto en el sector público.
  • El auditor Superior de la Federación entregó a la Cámara de Diputados el Informe de Resultados de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2013.
  • El organismo está obligado a presentar la información 14 meses después del término del año fiscal que se revisa.
<p>Peña Nieto durante su visita en Los Ángeles.</p>
Peña Nieto durante su visita en Los Ángeles.
NOTIMEX

El Informe de Resultados de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2013 detalló que se realizaron 1,413 revisiones individuales al primer año de gestión de la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Con la fiscalización practicada se emitieron 10,861 acciones, de ellas 6,902 son recomendaciones El auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, entregó el documento a la Cámara de Diputados en el que se detalla que las revisiones individuales fueron conformadas por 877 auditorías de cumplimiento financiero y 525 de desempeño, ocho evaluaciones de políticas públicas, así como tres estudios.

Ante diputados de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), que preside el diputado perredista José Luis Muñoz Soria, precisó que con la fiscalización practicada se emitieron 10,861 acciones.

De ellas 6,902 son recomendaciones, hay 783 solicitudes de aclaración, 57 promociones de ejercicio de facultad de comprobación fiscal, 1,321 promociones de responsabilidades administrativas sancionatorias y 1,798 pliegos de observaciones.

Durante la realización de la Cuenta Pública 2013, la ASF también obtuvo recuperaciones por 5,804 millones de pesos, cifra que podría elevarse durante el proceso de solventación de las acciones correspondientes al monto denominado "recuperaciones probables", que asciende a 50, 721 millones de pesos.

Contribución

En años anteriores se ha logrado recuperar un promedio de 22 por ciento del total de las recuperaciones determinadas que en este caso equivalen a 12, 435 millones de pesos.

La gestión pública debe contribuir a la creación de una cultura de legalidad, orden, control, transparencia y rendición de cuentas "El Informe General y los informes individuales de la fiscalización de la Cuenta Pública 2013 que hoy entregamos a esta soberanía representa la contribución que, por mandato constitucional, debemos a la nación", expuso el auditor superior de la Federación.

"Sin embargo, creemos también que la gestión pública debe contribuir a la creación de una cultura de legalidad, orden, control, transparencia y rendición de cuentas", añadió.

Para la fiscalización de la Cuenta Pública 2013 se distinguieron 13 áreas de riesgo de mayor impacto y representatividad en el sector público, que se definieron en 13 áreas: Integridad gubernamental; Cultura administrativa basada en la gestión de riesgo y cumplimiento de objetivos.

Rendición de cuentas en las entidades federativas; Padrón de beneficiarios de los programas sociales; Revelación de pasivos y gasto, e Integración efectiva de la participación ciudadana en la gestión de programas públicos.

Otras áreas son Adquisición, contrataciones o inversiones que cumplen la norma pero no respetan las mejores condiciones para el Estado; Proyectos de infraestructura sin planeación, supervisión, ni seguimiento, y Participación de intermediarios en la dispersión del gasto público.

También Subejercicios; Incorporación de tecnologías de la información en el ejercicio gubernamental; Programas Públicos duplicados sin coordinación o injustificados, y Servicios suministrados por particulares.

Portal Martínez indicó que en 2012 la Cámara de Diputados aprobó diversas propuestas de modificación constitucional, minuta que actualmente está en el Senado de la República.

Por ello sugirió que del contenido de esa propuesta legislativa se pueden retomar temas importantes para incluir en la construcción del sistema nacional anticorrupción.

Cambiar la presentación

Además se podría retomar, para la conformación del sistema nacional anticorrupción, la necesidad de adelantar la fecha de la presentación de la Cuenta Pública y entregar, mediante informes individuales, los resultados de las auditorías conforme se vayan concluyendo.

El auditor superior de la Federación resaltó que no es un secreto la crisis de confianza por la que atraviesan las instituciones  El auditor superior de la Federación resaltó en su mensaje que para nadie es un secreto que en la presente coyuntura Actualmente ocurre que se da una única presentación, que representa una cantidad abrumadora de información de 14 meses después del término del año fiscal que se revisa.

La situación se requiere de una reflexión serena y objetiva, porque actuar sin tener claros ni los fines ni las razones ha generado no sólo en el funcionario, sino entre el público en general, una cultura de inmediatez que impide establecer una estrategia efectiva.

"No existe ninguna institución que pueda prescindir de factores como la credibilidad y la confianza; a su vez, ésta no se genera a través de la retórica o de acciones espectaculares, sino por medio de un trabajo sistemáticamente profesional, ordenado y apegado a la normativa", agregó.

La fiscalización superior tiene una incidencia en la vida de las instituciones y en la de los propios beneficiarios de sus acciones; "queremos colaborar con un esfuerzo que se manifiesta imperativo para retomar un proyecto común, demostrando el valor y el beneficio de nuestro trabajo conforme a parámetros internacionales", abundó.

El auditor superior de la Federación resaltó en su mensaje que para nadie es un secreto que en la presente coyuntura, uno de los elementos más representativos del sentir general es la crisis de confianza por la que atraviesan las instituciones de la República.

"Distintos sectores de la ciudadanía han asumido una actitud de escepticismo y de reserva respecto a la actuación del Estado, llegando en algunos casos hasta a asumir tintes de disenso y confrontación", agregó Juan Manuel Portal.

Para concluir dijo que ante la incertidumbre, existen distintos ámbitos del quehacer nacional, el valor de la fiscalización superior y de sus resultados se ha puesto de manifiesto, puesto que representa una base firme para entender la realidad, más allá del terreno de la opinión del interés particular.

En este sentido la Auditoría Superior tiene como premisa básica de actuación: la generación de credibilidad, expuso ante los diputados.

Un fiscalizador debe proporcionar tanto en entes auditados como en usuarios de sus informes, la percepción de que su actuación se centra en pruebas documentales, en una evaluación objetiva y el fin último de su ejercicio es mejorar la gestión pública.

"¿Cómo poder optimizar el desempeño de una institución si no se cuenta con una diagnóstico preciso de sus problemas", enfatizó el titular de la Auditoría Superior de la Federación.