Informe de OCDE destaca crecimiento de Colombia en Latinoamérica

El crecimiento económico de Colombia ha estado entre los más fuertes de América Latina, concluyó el informe 2017 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), entregado hoy...

El crecimiento económico de Colombia ha estado entre los más fuertes de América Latina, concluyó el informe 2017 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), entregado hoy en esta capital.

La economía colombiana está reflejando una “tasa de cambio flexible y meta de inflación de la gestión monetaria, y las disposiciones de laregla fiscal. Los efectos de la caída de los precios mundiales para commodities fueron asumidos con un aumento del déficit fiscal limitado por la regla fiscal y una fuerte depreciación de la tasa de cambio”.

Los ajustes monetarios aseguraron que los “efectos de segunda ronda de la depreciación y la suba de precios relacionada a efectos del cambio climático (El Niño), no alimentaran una espiral inflacionaria”.

Agregó que la amplia reforma tributaria de diciembre 2016 ayudará a la economía a ajustarse a los bajos precios del petróleo y a reducir la dependencia del presupuesto de los ingresos petroleros.

Igualmente los mayores ingresos tributarios “aumentarían el impacto de las políticas redistributivas para reducir la desigualdad y respaldarían la inversión pública”.

El informe sostuvo que programas de crecimiento y bienestar “para los grupos más vulnerables han reducido la pobreza de forma sustancial. Menores impuestos y contribuciones sobre los salarios permitieron acceder a una mayor cantidad de personas a trabajos formales de mejor calidad, aumentando así, tanto la productividad como la inclusión”.

Para la OCDE la cobertura “médica es universal. La productividad y las oportunidades de trabajo han mejorado también por reformas recientes que facilitan abrir una empresa, obtener permisos de construcción, realizar registros de propiedad y pagar impuestos”.

Sin embargo, el crecimiento de la productividad “es bajo y la brecha entre ricos y pobres es de las más altas de América Latina. Persisten el alto grado de informalidad y la brecha de género, y la movilidad social es escasa”.

Sostuvo el reporte que las últimas cinco décadas “de conflicto armado, regulaciones locales estrictas y distorsiones en el sistema impositivo han creado disparidades en la productividad y en el acceso a servicios básicos en todas las regiones”.

La OCDE propuso “simplificar en mayor medida los procedimientos para el registro de empresas y la afiliación de los trabajadores a la seguridad social, mejorar programas para el mercado laboral, extender la educación de la primera infancia y aumentar la calidad de la educación”.

Estas medidas “impulsarían la inclusión, la movilidad social y los estándares de vida. Una cobertura mayor y más accesible para el cuidado de niños, adultos mayores y personas con discapacidad abriría las puertas al mercado laboral a una mayor cantidad de mujeres”.

Colombia necesita, reiteró, aumentar "la redistribución de ingresos a través del sistema de impuestos y transferencias. Incrementar la productividad será fundamental para la mejora continua en el nivel de vida de los colombianos, y requerirá de mejores oportunidades de trabajo en las regiones más pobres”.

A juicio del organismo internacional es necesario “una inversión pública más elevada para mejorar la infraestructura, así como reducir costos para el comercio”.

Las autoridades de Colombia deben mejores incentivos para que las empresas inviertan en innovación y desarrollo y generen vínculos más fuertes entre el sector privado y las instituciones de investigación favorecerían la innovación.

En algunos sectores como el ferroviario, la electricidad y el vial, son necesarias mayor competencia y menor regulación para apoyar la inversión privada”, sugirió la OCDE.