Detectan desvíos de recursos y despilfarros en la administración de Ángel Aguirre

  • Existen irregularidades en el manejo de 1,000 millones de pesos en fondos federales.
  • Durante el priemr año de gestión del exfuncionario hay cuentas sin etiquetar, fondos regalados y proyectos perdidos.
  • Hay pagos a aviadores, bonos inexplicables, programas inexistentes, facturas que no cuadran y sueldos fantasmas.

Presuntas irregularidades en el manejo de 1,000 millones de pesos en fondos federales, que le fueron entregados en fondos federales al gobierno de Ángel Aguirre entre 2012 y 2013, fueron detectados por la Auditoría Superior de la Federación.

Según publica Milenio, existe evidencia de que estos recursos fueron mal administrados, despilfarrados y hasta desviados del erario. Existe evidencia de que estos recursos fueron mal administrados, despilfarrados y hasta desviados del erario

De acuerdo con reportes de la Auditoría Superior de la Federación, durante el primero año de gestión del exfuncionario hay cuentas sin etiquetar, fondos regalados y proyectos perdidos.

Existen desde pagos a aviadores hasta bonos inexplicables, programas inexistentes, facturas que no cuadran, sueldos fantasmas, subejercicios sospechosos y obras que nunca se construyeron.

Incluso, el gobierno de Guerrero, durante su mando, fue un evasor fiscal, ya que no reportaba el ISR al SAT, en algunos casos, como en el pago del salaruio de miles de trabajadores.

La ASF exigió "al gobierno del estado aclare y proporcione la documentación justificativa y comprobatoria de 152 millones 917 mil 932 pesos, por concepto de retenciones de ISR realizadas a los trabajadores".

Además pidió al ISSTE que audite los Servicios Estatales de Salud de Guerrero, "a fin de constatar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, debido a que no presentó evidencia del entero al ISSSTE de las retenciones y aportaciones de seguridad social por un importe de 33 millones 789 mil 567 pesos".

A mediados de febrero, la ASF presentará ante la Cámara de Diputados los resultados de la Cuenta Pública correspondiente al 2013-2014.

Algunos de los fondos que fueron desviados o mal administrados pertenecían a programas destinados a personas en extrema pobreza. En total, se detectaron malos usos en cuatro grandes fondos federales para la educación, salud e infraestructura.

Únicamente en el caso de aviadores, se detectan al menos 1,651 trabajadores irregulares, entre aviadores, plazas inexistentes o duplicadas y empleados que seguían cobrando aunque ya no laboraban.