Personal de Petróleos Mexicanos efectuó trabajos de control y saneamiento de una fuga de combustible, provocada por una toma clandestina, en el poliducto Madero-Cadereyta a la altura del ejido Maclovio Herrera del municipio de Altamira.

El representante regional de comunicación corporativa del puerto de Tampico, Víctor Manuel Campero Jarque, refirió que personal técnico y equipos especializados realizaron tareas de recolección y recuperación del producto derramado y limpieza del sitio.

Destacó que en atención de esta eventualidad se contó con el apoyo de Protección Civil Municipal y del Ejército Mexicano.

Precisó que Pemex presentará la denuncia ante el Ministerio Público, para que se efectúen las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades sobre ese acto vandálico.

El representante de Pemex exhortó el apoyo de la población para denunciar de manera anónima hechos ilícitos que afecten a las comunidades cercanas, trabajadores y medio ambiente, en el número telefónico 01-800 228 96 60 y a través del correo electrónico vigilante@pemex.com