Diputada propone establecer horarios laborales compatibles con los escolares

La diputada Rosa Guadalupe Chávez Acosta propuso una iniciativa para que las madres trabajadoras tengan derecho a convenir con su patrón horarios laborales compatibles con los de sus hijos en...

La diputada Rosa Guadalupe Chávez Acosta propuso una iniciativa para que las madres trabajadoras tengan derecho a convenir con su patrón horarios laborales compatibles con los de sus hijos en estancias infantiles, guarderías o planteles de educación básica.

En un comunicado, la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) afirmó que ese acuerdo debe darse sin que afecte la productividad, responsabilidad, calidad del trabajo o los derechos laborales de las madres trabajadoras.

La reforma propuesta al Artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo, dijo la priista, tiene la finalidad de establecer la posibilidad de que los empleadores convengan solidariamente con las trabajadoras los horarios que se ajusten a las necesidades escolares de sus hijos, sin detrimento de la productividad del trabajo.

Lo anterior, agregó, permitiría atender de mejor manera sus responsabilidades como madres, así como fortalecer los vínculos efectivos con sus hijas e hijos, lo que a su parcer redituará en beneficios para el desarrollo de ambas partes y de la sociedad.

Chávez Acosta estimó que los beneficiarios potenciales con esta reforma serían 43.8 por ciento de las personas ocupadas y registradas en la economía nacional, que son mujeres.

Además de los más de 32.7 millones de niños que reportó en 2015 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que se encuentran en el rango de hasta los 15 años de edad.

Precisó que se favorecerían aproximadamente 6.9 millones de hogares que se encuentran bajo la responsabilidad de una mujer y los casi 12 millones de niños en edad escolar que viven en pobreza.

La también integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados precisó que el horario extendido que ofrecen las escuelas de tiempo completo para las niñas y los niños es incompatible con los que tienen las madres trabajadoras o jefas de familia.

Ejemplificó que un convenio podría ser respecto del tiempo de comida, ya sea para ocuparlo o suprimirlo, con el fin de ajustarlo para pasar mayor tiempo con los hijos, pero sin que esto afecte las horas efectivas laborales.

“Una madre trabajadora que tendría un horario fijo de 8:00 a 16:00, con una hora de comida, podría convenirlo corrido de siete horas para ingresar a las 8:30 y finalizar su jornada a las 15:30; así podría dejar y recoger a su hijo en una escuela de tiempo completo”, puntualizó.