Novela negra permite indagar en las zonas más oscuras del alma: Malpica

Un divertimento personal, salpicado con muchas de sus aficiones y quereres, en el que incluye personajes como el escritor Jorge Luis Borges, y hasta música de la banda británica Queen, integran “La...

Un divertimento personal, salpicado con muchas de sus aficiones y quereres, en el que incluye personajes como el escritor Jorge Luis Borges, y hasta música de la banda británica Queen, integran “La lágrima de Buda”, novela del escritor Antonio Malpica (1967).

En entrevista, el también músico, dramaturgo y novelista, charló sobre la reedición de este trabajo ganador del Premio Nacional de Novela Negra “Una vuelta de tuerca 2007”, en la que su protagonista, Ricardo Madden, exprofesor de Literatura de una preparatoria y detective novato, quiere recuperar una valiosa joya, que también buscan un matón y sus dos rehénes.

Convencido de que el género de la novela negra le permite asomarse a las zonas más oscuras del alma humana, comentó que esta reedición de su trabajo sigue siendo el mismo en su contenido, aunque cambió de portada y ahora tiene más que ver con la propia novela.

“Es un divertimento, tiene 10 años, la escribí para el premio ‘Una Vuelta de Tuerca’ y mi principal interés fue hacer una farsa cómica con mucho humor negro, disparos y persecuciones al estilo de las novelas sabrosas en las que todo parece confluir a un punto, un clímax.

“Quise plasmar un México, que curiosamente ya se está volviendo de nostalgia y en donde antes, curiosamente, no había celulares y cosas así. Pareciera una especie de novela de James Bond, pero sin ninguno de los artilugios, sino el único interesante es un celular tamaño ladrillo, donde el detective se queja de lo que ahora menospreciamos más, la comunicación permanente”, indicó.

En "La lágrima del Buda, el autor narra la historia de Madden: erudito especializado en la literatura borgiana y el género policiaco, quien abandona su empleo como profesor para montar una agencia de investigaciones integrada por un solo hombre, y que habrá de recurrir al engaño, la suplantación, el soborno y el robo, con tal de hacerse de la oscuramente célebre y preciada lágrima del Buda, extraña joya con una historia antiquísima.

Para lograr su objetivo, Madden se enfrentará a un fanático de "Star Wars", a un "freak" y a unas abuelas karatecas, entre otros obstáculos inverosímiles.

“La novela es una especie de homenaje chusco a las novelas de detectives, porque el profesor de literatura, es un gran lector de novelas policiacas y él se mete a la ingrata labor de la investigación privada, tratando de emular a sus héroes.

“Pero por supuesto, nada es la vida real y menos en la Ciudad de México, como puede ocurrir en Londres a principios de siglo”, consideró.

Para el autor, que cuenta en su haber con la publicación de diversas novelas para adultos y libros de literatura infantil y juvenil, así como con obras teatrales dirigidas al mismo público, la presente reedición, es una celebración a la misma novela.

“Es una novela negra donde hay crimen, un enigma, un detective, la necesidad de dar con la joya que es el mismo pretexto de la novela, pero lo que la identifica es esa necesidad de humorismo que hace falta en este tipo de novelas”, concluyó.