Carstens: "La caída del precio del petróleo va a ser cuestión de años, no de meses"

  • Carstens argumentó que los ajustes fiscales vienen dados por la debilidad del precio del crudo que, previsiblemente, durará años.
  • Sostuvo que la única forma de mantener el ritmo de gasto de los últimos años sería con endeudamiento, pero implicaría un aumento de impuestos.
Imagen de archivo de una plataforma petrolífera.
Imagen de archivo de una plataforma petrolífera.
ARCHIVO

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, consideró este lunes que la debilidad del precio del crudo no será algo temporal, y dijo que “será cuestión de años, no de meses”.

“Sobre todo, cuando parece que esa caída es bastante durable; va a ser cuestión de años, no de meses, que regresemos a los niveles anteriores”, dijo al estimar que fue razonable ajustar el gasto al nivel de ingresos actual.

Esos ingresos ya no los tenemos, sobre todo cuando parece que esa caída es bastante durable

En rueda de prensa, el directivo de Banxico pidió ajustarse a un menor nivel de ingresos a largo plazo. “La verdad es que México y a nivel gobierno nos habíamos acostumbrado a gastar con ingresos provenientes de un precio del petróleo de entre 80 y 100 dólares por barril: esos ingresos ya no los tenemos, sobre todo cuando parece que esa caída es bastante durable y digamos va a ser cuestión de años, no de meses, que regresemos a los niveles anteriores”, puntualizó Cartens en declaraciones recogidas por Milenio.

Destacó que uno de los grandes valores que tiene el ajuste fiscal anunciado por la Secretaría de Hacienda el pasado viernes es suavizar también el impacto para 2016 dado que es previsible que duren por tiempo prolongado los precios del petróleo débiles.

Señaló que fue razonable ajustar el gasto ante la caída de los precios del crudo, luego de que como país y gobierno, en México se había acostumbrado a gastar con ingresos provenientes de un precio del petróleo entre 80 y 100 dólares, pero ahora estos ya no se tienen.

Dado que el gobierno ha dicho que no aumentará impuestos, la otra alternativa sería mayor deuda, lo cual al final implicaría mayores impuestos en el futuro, ante lo cual “la deuda no es una salida y nos tenemos que ajustar a un nivel de ingreso menor”.