El Gobierno suspende de manera indefinida el proyecto del tren de alta velocidad a Querétaro

  • Es una de las medidas del recorte al presupuesto anunicado por la SHCP.
  • También cancela de forma definitiva el tren transpeninsular en Yucatán.
  • Los recortes no afectan a la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.
<p>Imagen de un tren de alta velocidad, distribuida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.</p>
Imagen de un tren de alta velocidad, distribuida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
SCT

El Gobierno federal ha suspendido de manera indefinida el proyecto del tren de alta velocidad entre la Ciudad de México y Querétaro.Es uno de los recortes al presupuesto que este viernesha anunciado el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

El Gobierno trabajará en nuevos mecanismos que favorezcan la participación de empresas privadas en proyectos de infraestructuraTambién se ha cancelado de manera definitiva el proyecto del tren transpeninsular en Quintana Roo y Yucatán.

Estos dos proyectos se suspenden o cancelan “no sólo por el impacto que tendrían en las finanzas públicas en 2015, sino sobre todo por la presión de gasto público que implicaría en los años por venir a partir de 2016”, dijo el secretario.

Los recortes al presupuesto no afectarán al proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México,que continúa conforme a los calendarios anunciados", explicó el secretario.

Tampoco se afectará al presupuesto destinado a la construcción y conservación de carreteras y caminos rurales.

“El gobierno federal, a partir de ahora, trabajará para desarrollar nuevos mecanismos e instrumentos financieros que permitan e incentiven una mayor participación de la iniciativa privada y los mercados financieros e internacionales para dar soporte al financiamiento del Programa Nacional de Infraestructura”, puntualizó Videgaray.

Proyecto polémico

El tren rápido a Querétaro se ha visto salpicado por la polémica en los últimos meses. Fue presentado por la administración del presidente Enrique Peña Nieto como uno de los proyectos estrella en infraestructura, junto con el tren transpeninsular en Mérida y el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

El 3 de noviembre, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó el fallo de la licitación, que asignaba la construcción al consorcio encabezado por la China Railway  Company y en el que participaba en grupo Higa.

Días después de conocerse el fallo, se reveló que Higa había vendido una mansión de lujo a la primera dama, Angélica Rivera.

En medio de la polémica, Peña Nieto decidió revocar la concesión al consorcio, aunque sin ligarla al escándalo. El Gobierno justificó la revocación en "las dudas e inquietudes que han surgido". Una de las principales dudas es que la China Railway fue la única que se presentó al concurso; las demás empresas que se habían mostrado interesadas acabaron retirándose ante las dudas y el poco tiempo que consideraban se les daba para contender en condiciones justas.

El proceso de licitación comenzó de nuevo, y a mediados de enero se habían publicado las prebases del concurso,en el que se habían mostrado interesadas ocho empresas. 

De hecho, la SCT manejaba que, aunque el periodo de construcción iba a ser de 40 meses, las primeras pruebas se iban a hacer durante el sexenio de Peña Nieto, y para ello iban a pedir a la empresa o consorcio que resultara ganador que acelerara los plazos de entrega.