Despido por embarazo, flagelo social que discrimina y atenta contra mujeres

El derecho al trabajo es uno de los que más vulnera y afecta a las mujeres, aseveró la presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) de la Ciudad de México, Darlene Rojas Olvera...

El derecho al trabajo es uno de los que más vulnera y afecta a las mujeres, aseveró la presidenta de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) de la Ciudad de México, Darlene Rojas Olvera.

Señaló que este organismo instaló la Junta Especial 19 para atender los casos de los grupos vulnerables, entre ellos están los correspondientes a mujeres, y detalló que 18.8 por ciento de los expedientes en trámite están relacionados con el despido por embarazo.

Mientras, 3.2 por ciento son por causas de discriminación y 2.9 por acoso, acotó durante su participación en el Conversatorio “Estrategias contra el Despido por Embarazo”.

En tanto, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) atendió mil 281 denuncias durante 2016, de las cuales 39 por ciento correspondieron al despido por embarazo.

La presidenta del organismo capitalino, Jacqueline L'Hoist Tapia, consideró que en la fuente laboral continúan aún estigmas y prejuicios sobre la conciliación entre las actividades laboral y familiar.

“Toda la discriminación es violencia y toda la violencia hacia las mujeres trasciende y afecta a la sociedad”, subrayó Wendy Figueroa Morales, directora nacional de la Red Nacional de Refugios para Mujeres Víctimas de Violencia.

Consideró que el mejoramiento de la vida laboral de las mujeres debe ser un trabajo articulado e integral, a fin de que el ejercicio de sus derechos se lleve a cabo de forma plena.

Debido a ello, propuso la creación de protocolos para sancionar las conductas discriminatorias en el interior de las empresas.

De igual forma, la directora general del Instituto de las Mujeres (Inmujeres) de la Ciudad de México, Teresa Incháustegui Romero, mencionó que es necesario implementar una ley de igualdad salarial y de trato y la incorporación de las licencias de paternidad en las empresas.

Además de reforzar la conciliación familiar y laboral, la realización de campañas de sensibilización y el establecimiento de medidas y estímulos para las personas empleadoras.

Añadió que las mujeres capitalinas representan 48 por ciento de la población ocupada, por lo que desde el gobierno se han realizado políticas públicas y legislativas para acortar las brechas de desigualdad.