Fiscal italiano carece de pruebas sobre colusión de ONG y traficantes

Carmelo Zuccaro, procurador general de la región de Catania, Sicilia, reconoció hoy que carece de pruebas de que Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que rescatan a inmigrantes en el Mediterráneo...

Carmelo Zuccaro, procurador general de la región de Catania, Sicilia, reconoció hoy que carece de pruebas de que Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que rescatan a inmigrantes en el Mediterráneo estén coludidas con los traficantes de personas.

“Que los traficantes de hombres financien a algunas ONG es una hipótesis de trabajo, nunca dije que tenía elementos probatorios sobre eso”, declaró el magistrado al comparecer ante la Comisión Antimafia del Parlamento.

En días pasados, Zuccaro causó polémica por haber acusado a las ONG de ser financiadas o estar coludidas con los traficantes de inmigrantes, lo que fue desmentido por asociaciones como Médicos Sin Fronteras.

El funcionario precisó este martes que “existe la sospecha de contactos entre las organizaciones que manejan el tráfico de personas y algunas ONG”, por lo que subrayó la necesidad de investigar “para desmentir o dar cuerpo a tales sospechas”.

Asimismo, el procurador afirmó que “existe una cantidad de dinero destinada a la acogida de migrantes que atrae los intereses de organizaciones mafiosas”.

Sin embargo, aclaró no tener pruebas sobre las supuestas relaciones directas entre los grupos criminales que controlan el tráfico de personas y las mafias italianas.

Zuccaro aseguró que el objetivo de las investigaciones no son las ONG, sino los traficantes, y opinó que estos últimos “de alguna manera” chantajean a quienes actúan con fines humanitarios, “exponiendo a los migrantes a riesgos cada vez más graves”.

“Estos criminales (los traficantes) son autores de una violencia inaudita y gratuita”, dijo el procurador, quien pidió autorizar a agentes de la policía judicial a embarcarse en las naves que rescatan a personas en el Mediterráneo.

“El sábado pasado llegó a Catania una nave con 498 inmigrantes y el cadáver de un joven asesinado a sangre fría por un traficante porque no se quitó el sombrero. Si en la nave de la ONG que los rescató hubiera habido agentes de la policía judicial ya habríamos detenido al traficante y lo habríamos metido a la cárcel”, concluyó.