Localizan cuerpo de víctima por inundaciones en Canadá

Los servicios de emergencia canadiense continúan la búsquedad de una bebé , luego que encontraron el cuerpo de un hombre, de 37 años, tras ser arrastrados por el agua, debido a las inundaciones que...

Los servicios de emergencia canadiense continúan la búsquedad de una bebé , luego que encontraron el cuerpo de un hombre, de 37 años, tras ser arrastrados por el agua, debido a las inundaciones que cubren varias zonas en las provincias de la costa este de Canadá, en especial a Quebec.

Mike Gagnon, de la localidad de Saint-Anne-des-Monts, al este de Quebec, se trasladaba con su familia cuando su vehículo quedó varado en una corriente de agua, provocada por las intensas lluvias del fin de semana.

La corriente arrastró el vehículo y también a su compañera y la hija de ésta, una pequeña de dos años.

La mujer logró nadar hasta a la orilla, donde Gagnon trató, sin éxito, de entregarle a la bebé. El cuerpo del hombre fue encontrado la noche del lunes, y la pequeña continúa desaparecida.

El lunes fue declarado estado de emergencia en Montreal, mientras que unos mil 500 soldados de las fuerzas armadas continúan asistiendo a la población afectada y fabricando vallas de costales de arena para contener el agua.

Esta histórica inundación ha afectado ciudades como la capital Ottawa, Montreal, Quebec City, Gatineau, sur de Ontario, sobre todo en áreas cerca a ríos que se han desbordado por las intensas lluvias que apenas comienzan a ceder. Los habitantes de la zona dicen que no habían visto algo igual en 55 años.

El Ministerio de Medio Ambiente emitió este martes una alerta de tormenta en las localidades quebequenses de Bellechasse, Côte-de-Beaupré-L'Île d'Orléans, Lévis y Québec City donde se espera que las fuertes lluvias concentren niveles de agua fuera de lo normal y fuertes oleadas de viento.

En ciertas zonas del este de Canadá ha dejado de llover por algunas horas, lo que ha permitido agilizar las labores de emergencia para desviar el agua concentrada en calles y avenidas.

Autoridades en Montreal aseguran que se ha alcanzado el máximo nivel y que la concentración de agua parece estar cediendo.

Sin embargo, se prevé que la recuperación de la normalidad no será pronto, debido a la afección de decenas de casas, muchas de ellas con seguros que no cubren daños por inundación.

En Quebec unas dos mil 900 residencias se han inundado forzando a la evacuación de mil 500 personas en 150 municipalidades.

En New Brunswick, la provincia del atlántico canadiense las continuas lluvias por más de 36 horas dejaron 150 milímetros de agua. El río Saint John se desbordó ocasionando el cierre de avenidas.

En el otro extremo de Canadá, en Columbia Británica, dos hombres continuaban desaparecidos debido también a las inundaciones.

Durante uno de los recorridos por zonas afectadas en Quebec, el primer ministro Justin Trudeau, resaltó la labor de las fuerzas armadas y la solidaridad de los canadienses con los afectados por las inundaciones.

El gobierno de Ontario pidió al gobierno federal destine una partida para asistir a las víctimas de estas históricas inundaciones.