'Birdman', se acerca al Oscar: logra el mejor reparto en los Premios del Sindicato de Actores

  • La última cinta del mexicano Alejandro González Iñárritu está nominada a nueve candidaturas a los Premios Oscar.
  • Julianne Moore y Eddie Redmayne se alzaron como mejores intérpretes en la noche del domingo.

Birdman, la última cinta del mexicano Alejandro González Iñárritu, nominada a nueve candidaturas a los Premios Oscar, sigue acumulando galardones tras un fin de semana muy cinematográfico.

Tras alzarse con el premio a mejor película en los premios del Gremio de Productores de Hollywood, que se fallaron el sábado, la cinta que gira en torno a las visicitudes de un actor que ha vivido mejores épocas obtuvo este domingo el galardón más importante que concede el Sindicato de Actores de Hollywood —que reconoce el trabajo de los actores que más han destacado a lo largo de este último año—, el de mejor reparto.

Este galardón es para Alejandro. Estoy orgulloso de formar parte de este grupo"Este galardón es para Alejandro, para los productores y para todo el equipo. Estoy orgulloso de formar parte de este grupo", indicó su protagonista, Michael Keaton. Instantes después, su compañera Naomi Watts tomó el testigo y dedicó el premio al mexicano, a quien calificó de "genio".

Emma Stone, por su parte, dijo que la distinción le parecía "absolutamente increíble", mientras que Edward Norton reflexionó sobre su profesión al explicar que "ser actor es divertido, pero es un privilegio ser un actor con trabajo. Y el honor es triple cuando actúas en algo tan bueno como Birdman".

La alegría, sin embargo, no pudo ser completa para Birdman, ya que Keaton, reciente ganador del Globo de Oro en el apartado de comedia por el mismo papel, vio seriamente mermadas sus posibilidades en vistas al Oscar tras caer derrotado en la categoría de mejor actor, donde se impuso Eddie Redmayne por su papel del científico Stephen Hawking en La teoría del todoJulianne Moore, no obstante, se alzó previsiblemente como Mejor actriz protagonista por su exquisito trabajo en Siempre Alice, película en la que interpreta a una enferma de Alzheimer.

En cuanto al premio a Mejor actor de reparto, J.K. Simmons fue el ganador por su interpretación en la cinta Whiplash, mientras que Patricia Arquette hace lo propio con su papel en Boyhood, la novedosa apuesta de Richard Linklater.

Apartado seriéfilo

En el campo televisivo, Downton Abbey se llevó el título de mejor reparto de drama y la ficción femenina de Netflix Orange is the New Black hizo lo propio en el terreno de comedia. La victoria fue doble en el caso de Uzo Aduba, miembro del reparto de esta última, que se hizo con el premio a la mejor actriz de comedia, donde competía frente a Julie Bowen (Modern Family), Edie Falco (Nurse Jackie), Julia Louis-Dreyfuss (Veep) y Amy Poehler (Parks and Recreation). William H. Macy hizo lo propio con su interpretación de Frank Gallagher en la ficción de Showtime,Shameless.

Kevin Spacey triunfó como mejor actor de drama por su papel de Frank Underwood en 'House of Cards'

Asimismo, Kevin Spacey triunfó como mejor actor de drama por su papel del despiadado Frank Underwood en House of Cards y Viola Davis se llevó el gato al agua como mejor actriz de drama por la ficción televisiva de Shonda Rhimes How to Get Away With Murder y con uno de los discursos más emocionantes de la velada. "Gracias a los creadores de la serie por pensar que un personaje sensual, desordenado y misterioso podría hacerlo una mujer afroamericana de 49 años", sostuvo la intérprete. Solo otra mujer negra había ganado previamente en esta categoría (Chandra Wilson, por Anatomía de Grey).

Además, Mark Ruffalo ganó como mejor actor de miniserie o película para televisión, por The Normal Heart, y Frances McDormand se impuso en la categoría femenina por Olive Kitteridge. "Proclamo que si no la habéis visto, debéis hacerlo", apuntó divertida.

La ceremonia contó con un cálido homenaje a la actriz Debbie Reynolds, de 82 años, por su trayectoria. El premio se lo entregó su hija, Carrie Fisher. "Gracias por este gran honor tan inesperado", comentó la mítica actriz, que admitió que la cinta favorita de su filmografía era Singin' in the Rain (1952) y parafraseó una de las frases de The Unsinkable Molly Brown (1964), una de sus obras más recordadas. "¡No estoy acabada aún!", declaró con emocionante rotundidad.