La coalición izquierdista Syriza gana las elecciones en Grecia

  • El partido de Tsipras obtiene un 36,08% de los votos.
  • Syriza calificó los datos de las encuestas como "una victoria histórica que da esperanza a los ciudadanos griegos que han votado contra la austeridad".

Los primeros resultados oficiales de las elecciones legislativas griegas de este domingo confirman la victoria de Syriza con un 36,08% de los votos, con un 65% del escrutinio, lo que equivale a 149 escaños (la mayoría absoluta está en 151).

El partido conservador Nueva Democracia, hasta ahora en el Gobierno, conseguiría un 28,10% de los votos (77 escaños), según datos difundidos por el Ministerio del Interior.

Los grandes perdedores son Nueva Democracia, que pierde el Gobierno, y PASOK, que se hunde En tercer lugar se situaría el partido neonazi Amanecer Dorado, con un 6,36%, seguido del centrista To Potami (5,92%).

Detrás quedan el Partido Comunista Griego (KKE), con el 5,45%; el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), con el 4,75% (de ser la tercera fuerza en los anteriores comicios de 2012 ha caído hasta la sexta posición) y Griegos Independientes, con el 4,69%. Fuera del Parlamento (es necesario obtener un mínimo de un 3% de los votos) se queda el Movimiento de los Socalistas Democráticos del ex primer ministro Papandreu (2,45%).

En el caso de que finalmente Syriza no obtuviese la mayoría absoluta, la alianza de Tsipras sería con los centristas de To Potami, puesto que el partido comunista ha descartado pactar con ninguna formación para gobernar.

Poco después de darse a conocer los sondeos a pie de urna, Nueva Democracia admitía que Syriza es "la primera fuerza política del país". Fuentes de la formación liderada por el primer ministro en funciones, Andonis Samaras, citadas por la televisión pública Nerit, afirmaron que Nueva Democracia ha tenido que "aplicar una política difícil en un periodo muy difícil" y que seguirán "siendo una garantía del futuro del país".

Syriza, por su parte, calificó los datos de las encuestas como "una victoria histórica que da esperanza a los ciudadanos griegos que han votado contra la austeridad".