Analizan inconformes impugnar regreso de Gustavo Madero a la Presidencia del PAN

  • El senador del PAN Javier Lozano Alarcón advirtió que no descartan presentar una impugnación.
  • Los estatutos del blanquiazul establecen que las licencias mayores de tres meses, como la que él pidió, le impiden regresar a su cargo.
Gustavo Madero, luego de depositar su voto en el Parque de los Venados, el 18 de mayo de 2014, en la jornada electoral para elegir el dirigente nacional del PAN.
Gustavo Madero, luego de depositar su voto en el Parque de los Venados, el 18 de mayo de 2014, en la jornada electoral para elegir el dirigente nacional del PAN.
Carlos Pereda / NOTIMEX

Los senadores Javier Lozano y Roberto Gil Zuarth, del PAN, informaron que panistas inconformes con el retorno de Gustavo Madero a la presidencia del partido político analizan si impugnarán esta situación por vía jurídica.

Estamos valorando la impugnación desde el punto de vista jurídico En entrevista Lozano Alarcón advirtió que junto con el grupo inconforme con el regreso de Madero Muñoz a la dirigencia nacional del instituto político no descartan presentar una impugnación, pues los estatutos del blanquiazul establecen que las licencias mayores de tres meses, como la que él pidió, le impiden regresar a su cargo.

"Estamos valorando la impugnación desde el punto de vista jurídico, no ético, porque ya hemos visto que eso no le importa a Gustavo Madero, pero sí desde el punto de vista jurídico, pues estaríamos violando los estatutos del partido con este retorno después de tres meses", reiteró.

Criticó que Madero sea un "político con una ambición desmedida", ya que además de regresar como "Juan por su casa" será diputado en la próxima Legislatura, la LXII, y buscara ser el coordinador de la bancada de este partido en San Lázaro. Además todo ello para que posteriormente tenga la posibilidad de ser candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), lo cual calificó de ruin y mezquino.

El senador Javier Lozano pronosticó que con Gustavo Madero al frente le irá muy mal al PAN en las próximas elecciones.

El también senador Roberto Gil Zuarth destacó que el regreso de Madero a la dirigencia nacional del PAN es "una clarísima violación a los estatutos, eso no lo podemos negar". "Dice el estatuto que las ausencias temporales sólo pueden durar tres meses. Cuando se supera el umbral de los tres meses se convierte en una ausencia definitiva”, enfatizó.

Hay un problema legal interno

Madero lo que hizo fue recurrir a una disposición reglamentaria, que dice que los dirigentes partidarios que pidan licencia para presentarse como precandidatos pueden extender la licencia por más de tres meses, indicó.

Sin embargo, esto tiene dos problemas. En primer lugar no estaba en vigor cuando pidió licencia Gustavo Madero, y en segundo es una norma que vulnera a otra superior, que es la norma estatutaria y en consecuencia no tiene condiciones de aplicación.

"Está claro, pues, que hay un problema de orden legal, legal interno. Cualquier militante de Acción Nacional puede impugnar. Lo dice claramente la Ley General y la doctrina del Tribunal Electoral", dijo. Hay gente que está pensando en la impugnación.

"Yo en lo personal estoy cierto y seguro de los argumentos jurídicos. Lo que me preocupa es que no haya ningún tipo de reflexión, de serenidad en la forma en que está conduciéndose el partido y que lo único que importa y valga sean los intereses personales y de grupo", añadió.

El vicecoordinador de los diputados del PAN, Marcelo Torres Cofiño, consideró en cambio que de ninguna manera existe irregularidad o ilegalidad de acuerdo con las decisiones que en su momento tomó el presidente del PAN, Gustavo Madero.

Recordó que siempre se dijo que existía la posibilidad de que regresara a la dirigencia nacional, "así lo manifestó tanto Gustavo Madero como Ricardo Anaya, en su momento, como presidente del PAN.

"Por tanto, considero que se ha cumplido a cabalidad lo que establece el propio reglamento; no hay ningúna violación desde mi punto de vista", aseguró.

Agregó que respetaba la opinión de algunos de sus compañeros e incluso de gente ajena la partido, “pero la realidad es que todo ha sido apegado a derecho".