Expertos analizan consolidación en México de los derechos de los niños

Especialistas relacionados con la evolución y consolidación de los derechos de los niños se reunieron en el Foro Constitución Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que organizó el Instituto...

Especialistas relacionados con la evolución y consolidación de los derechos de los niños se reunieron en el Foro Constitución Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que organizó el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones en México (INEHRM).

El Foro contó con la participación del defensor de los Derechos Universitarios de la UNAM, Daniel Márquez Gómez, de la Coordinadora sobre Asuntos de la Niñez y la Familia de la CNDH, Lourdes Zariñán Martínez y del magistrado del Tribunal Superior de Justicia Mario Ernesto Pfeiffer.

Daniel Márquez inició con un recorrido por la historia de los derechos de los niños y niñas en el siglo XIX, cuando “oficialmente” la única ley que protegía al niño en el hogar fue el de las reformas de la Ley de los Pobres de 1968, que castigaba al padre si el niño poseía una salud deteriorada.

A esta siguió la ley de 1889: Carta de los Niños, que se ocupó de los males que se habían hecho a los niños y no de sus derechos, pero que fue importante porque fue precursora para las demás leyes sobre niños que se aprobaron en el siglo XX.

“En 1919 surgió la organización Save The Children Fund que en su cuarto congreso general adoptó la primera Declaración de los Derechos de los Niños, conocida como Declaración de Ginebra y en 1959 se aprobó la Declaración de los Derechos del Niño”, agregó Márquez Gómez.

Después de ello se sumaron en defensa de los niños, el Programa Gota de Leche en 1929, el surgimiento del Instituto Nacional de Protección a la infancia en 1961, la Institución Mexicana de Asistencia a la Niñez en 1968 y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia en 1977.

Sin embargo, los niños surgen como sujetos de derechos el 18 de abril de 1980, cuando se plasma en la Constitución mexicana el artículo 4, que habla del deber de los padres de satisfacer las necesidades del menor”, reconoció.

Posteriormente, Lourdes Zariñán continuó la intervención destacando que en la última encuesta de UNICEF y el Instituto Nacional de Salud Pública se evidencia que el 63 por ciento de quienes tenían de 1 a 14 años fueron sometidos a maltrato físico o psicológico en su familia.

Agregó que el 23.2 % de las víctimas de trata de personas en 2014 fueron niñas, mientras que en 2015 el incremento fue ya de 42.3%, y enfatizó la necesidad de difundir en México la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, promulgada en noviembre del 2014.

“Se trata de una ley que no sólo reconoce sus derechos, sino que genera la obligatoriedad y particularidad de las autoridades para cumplir con sus actividades concretas.”

La especialista añadió que su implementación tendrá un impacto positivo en la vida de más de 40 millones de niñas, niños y adolescentes, ya que les da derecho de identidad, prioridad, igualdad, inclusión, seguridad social y bienestar.

En su oportunidad, Mario Ernesto Pfeiffer habló sobre cómo la sociedad ha visto a las niños, niños y adolescentes en México, destacando el aspecto de cómo han sido vistos desde la justicia penal.

Añadió que hubo una primera etapa en la que los niños y jóvenes que delinquen habían sido juzgados como adultos “nada más que hay una pequeña situación, somos diferentes, y partiendo de esa premisa, la justicia para ese sector tiene que ser distinta”.

Después de esta etapa vino el sistema tutelar que era una forma de juzgar pero siendo los menores objetos especiales y no sujetos de derechos, y “hoy tenemos el sistema garantista que nos permite tener un paso mínimo con derechos y principios aplicables para justicia en adolescentes”, concluyó.