Derechos Humanos local llama a fortalecer justicia laboral

En víspera del Día Internacional del Trabajo, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) exhortó a las autoridades competentes a fortalecer los mecanismos de inspección del trabajo...

En víspera del Día Internacional del Trabajo, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) exhortó a las autoridades competentes a fortalecer los mecanismos de inspección del trabajo para avanzar hacia la prevención de las violaciones de la clase trabajadora.

Además, a velar por hacer efectiva la justicia laboral y a generar las condiciones necesarias para todas y todos los trabajadores puedan desarrollarse plenamente, informó el organismo en un comunicado.

Refirió que el 1 de mayo fue instituido durante el Congreso Obrero Socialista, celebrado en París, Francia, en 1889, en remembranza de los líderes obreros condenados a muerte y ejecutados en Chicago en 1886, que exigían el reconocimiento de derechos de las y los trabajadores.

Resaltó que en México esa fecha se celebra de manera oficial a partir de 1925, en conmemoración del movimiento obrero que dio lugar a las huelgas de Cananea, Sonora, y Río Blanco, Veracruz.

Ante ello, reiteró su pleno compromiso y disponibilidad para seguir trabajando en la promoción, protección, difusión y defensa de los derechos humanos laborales de las personas que habitan y transitan en la Ciudad de México.

Lo anterior, al cumplir con su función para coadyuvar a que las instituciones orienten sus acciones conforme a los estándares aplicables en la materia.

Resaltó que en la Ciudad de México, los derechos laborales se han fortalecido con la promulgación de la Constitución Política de la Ciudad de México, publicada el 5 de febrero de 2017.

La CDHDF señaló que se mantuvo cercana durante el proceso de su conformación de la nueva Constitución local, con lo cual se coadyuvó en la progresividad y conquista de los derechos humanos en materia del trabajo, a fin de que todas las personas ejerzan y gocen plenamente sus derechos laborales encaminados a construir una mejor calidad de vida.

Hizo notar que desde la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 se ha reconocido el derecho al trabajo para todas las personas en condiciones equitativas y satisfactorias, así como el derecho a elegir libremente la actividad laboral, sin ser víctima de discriminación alguna, obteniendo una remuneración equitativa y satisfactoria.

Sumado a la declaración, se han creado una serie de instrumentos internacionales específicos, como el Convenio sobre la Igualdad de Remuneración (1951), el Convenio sobre la Abolición del Trabajo Forzoso (1957), el Convenio sobre la Discriminación en Materia de Empleo y Ocupación (1958), el Convenio sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil (1999), entre otros.

En relación con lo anterior, como lo señala la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el derecho laboral debe garantizarse desde la perspectiva del trabajo decente, entendido como un estándar que sintetiza las aspiraciones de las personas durante su vida laboral.

Significa además la oportunidad de acceder a un empleo productivo que genere un ingreso justo, la seguridad en el centro laboral, la protección social, mejores perspectivas de desarrollo personal, libertad para que los individuos expresen sus opiniones, se organicen y participen en las decisiones que afectan sus vidas, así como la igualdad de oportunidades y trato para todos, mujeres y hombres.