Realiza mexicano Federico Kampf obras murales en Roma e Ibiza

Licenciado en Derecho y Filosofía, y Maestro en Derecho, Federico Kampf (Estado de México, 1981) es también un escultor, pintor y muralista de acendrado amor al arte nacional, pero con los ojos...

Licenciado en Derecho y Filosofía, y Maestro en Derecho, Federico Kampf (Estado de México, 1981) es también un escultor, pintor y muralista de acendrado amor al arte nacional, pero con los ojos puestos en el mundo, como lo refleja el par de proyectos que ahora desarrolla para la ciudad de Roma y para la isla de Ibiza.

Se trata de dos murales de grandes dimensiones. El primero, en la zona arqueológica del Centro Histórico de Roma, es un encargo del Museo Polmone Pulsante, fundado por el maestro Saverio Ungheri y consagrado al arte contemporáneo. Las coincidencias entre ambos artistas en materia de arte, cultura y filosofía, concretaron la realización del mural.

Entrevistado por Notimex, Kampf explicó que Ungheri, ya fallecido, fue un artista nacido en Rizziconi (Reggio Calabria), en 1926, destacado en las matemáticas, la ingeniería y las artes plásticas. Sus hijos, quienes continúan con su legado artístico, notaron varios puntos de encuentro entre las obras de la dupla de artistas y le solicitaron que hiciera un mural.

En noviembre pasado inició el proyecto y en junio lo continuará, y será la primera vez que realice una obra monumental en más de una sesión; normalmente, las realiza de corrido durante uno o más meses, según el tiempo que exija la misma obra. Realizar de manera intermitente este mural le permitirá viajar varias veces a Roma, realidad que Kampf goza.

“Energía, conciencia y tiempo” es el nombre de ese mural, cuya tesis dicta que todo es energía, todo es conciencia y todo es tiempo. Así, explicó el entrevistado, “lo único que existe es la conciencia y el tiempo: La conciencia de ser y el tiempo como condición ‘sin ecuanon’ (‘sin la cual no’) de la conciencia y la existencia del ser; un mural filosófico”.

Esa obra será desarrollada sobre bastidores que cubrirán un espacio que data del Siglo I de nuestra era. Abarcará cuatro paredes y la cúpula que los cubre, lo que significa un área aproximada de 60 metros cuadrados con una complejidad enorme, porque tiene escaleras, entrepaños y otros accidentes en su superficie. ¿Técnica?, al fresco, explicó el muralista.

Por otro lado, el mural que ya prepara para ser expuesto públicamente en la isla española de Ibiza tiene una importancia especial, pues siendo esa isla un destino básicamente para la fiesta y la diversión, las autoridades culturales, educativas y políticas tienen ahora toda la intensión de darle otro tinte, para atraer a un turismo consciente, culto y refinado, dijo.

Esta segunda obra de gran formato está destinada al Recinto Ferial de Ibiza, sitios en el que se dan cita todas las exposiciones del calendario anual, es decir, de autos, de modas y de todo lo imaginable. Va a estar en el vestíbulo, lo que significa que miles de personas lo van a conocer y admirar cada mes, seguramente sumando millones cada año que pase.

Sobre el contenido de ese mural, titulado tentativamente “Fiesta”, dijo que ve la vida así, como una fiesta. Todo mural, filosofó Kampf, debe contener pinceladas de la filosofía, la forma de pensar y el sentir de su autor ante la vida, y como él transcurre su existencia de manera divertida en cada cosa que hace, y a eso le llama éxito, optó por titular así la obra.

Sin embargo, esa fiesta convertida en mural la visualiza como metáforas y alegorías entre los dioses, y la contradicción entre lo dionisíaco (lo relativo a Dioniso o Baco, dios de la mitología grecorromana) y lo Apolínio (lo relacionado con Apolo, divinidad mitológica grecoromana, un dios olímpico) y cómo repercute en la actividad del ser humano, acotó.

En los anales del arte mexicano no hay registros de artistas de este país que hayan hecho murales "in situ" en esa ciudad ni en esa isla. Eso fortalece los lazos culturales entre las naciones involucradas, logro que desde ahora se acredita a Kampf, joven muralista que, con su obra, se erige cono embajador del nuevo muralismo mexicano ante el mundo.

El entrevistado cuenta con más de 100 obras pictóricas, distribuidas en las series “Gen”, “Gens”, “Mexpsique”, “Diosas mujeres profanas”, y “Ventanas ontológicas”, realizadas con materiales como óleo, pastel, acrílico, encauste, goauche, acuarela, temple y otros, y en cada obra, está presente la pincelada del ser mexicano, reconocible en todo el mundo.

Ha participado en más de 40 exposiciones colectivas e individuales de 2008 a la fecha, entre las que destacan las realizadas en París, Barcelona, La Habana y Roma en el mundo, y en Guanajuato, León, Ciudad de México, Estado de México y Cuernavaca, en el terreno nacional. Ahora, “Energía, conciencia y tiempo” y “Fiesta”, comienzan a cobrar vida.