Conservación del medio ambiente ocupa a niña de Reynosa

Pese a sus muchas actividades en la escuela, aprender idiomas, competiciones nacionales e internacionales, así como prepararse para un debate a la que fue invitada en la NASA, la menor de tan sólo 12...

Pese a sus muchas actividades en la escuela, aprender idiomas, competiciones nacionales e internacionales, así como prepararse para un debate a la que fue invitada en la NASA, la menor de tan sólo 12 años, Sofía Aquino, prepara proyectos en aprovechamiento del agua y en apoyo a niños con cáncer.

La joven activista radicada en la ciudad de Reynosa, destacó que la conservación del medio ambiente es una de las preocupaciones y ocupaciones desde los seis años de edad, cuando inició con una campaña de recolección de PET, taparroscas, papel y cartón, así como un proyecto de filtración de agua para las zonas que no cuentan con agua potable.

La estudiante de 12 años de edad, mencionó a Notimex que cada año participa con diferentes proyectos de ciencia en su escuela, en donde buscan mejorar la calidad del medio ambiente, así como la calidad de vida tanto de personas como de animales.

“He tenido la oportunidad de participar con diferentes proyectos y todos encaminados a la protección del agua, las plantas y de nuestro entorno, empezando por la escuela, la casa y la ciudad”, dijo.

Sofía, quien estudia actualmente el primer año de secundaria, señalo que “lo importante no solo es ganar el primer lugar sino que los proyectos se puedan aplicar a nuestro alrededor empezando en nuestra casa y escuela”.

Recuerda que ella, junto a su hermano mayor, Salvador, iniciaron en el 2010, un proyecto de recolección de PET, taparroscas, papel y cartón, mismo que a la fecha logra recaudar cada año varias toneladas de cada uno de los productos reciclables, gracias a que cada vez más gente participa en estos.

“Cuando empezamos con este proyecto la gente no entendía la importancia de reciclar, y nosotros nos damos a la tarea de explicarles y pedirles que nos ayuden para tener un mundo más limpio y mejor cuidado”, dijo.

Explicó que la iniciativa de reciclado nació a su regresó de Vancouver, Canadá, en donde pasó sus vacaciones de verano estudiando en un colegio de esa ciudad; “ahí aprendí muchas cosas y me gusto esa ciudad y su cultura”, recuerda.

Señaló que invita a sus compañeros de clase, amigos, vecinos y familiares a unirse a los programas de reciclado en donde además de colectar tapa roscas, pet, cartón, papel y aluminio para conservar una ciudad más limpia, ayuda a niños enfermos de cáncer.

Como activista social, Sofía Aquino es voluntaria de tres asociaciones que apoyan a niños con cáncer, en donde participa en beneficio de estos menores recolectando y donando medicamentos, ropa, juguetes y viáticos así como su tiempo para jugar o simplemente leerle a los menores enfermos, a migrantes así como menores de casas hogares de esta ciudad.

Explicó que su proyecto de filtración de agua, con el cual obtuvo el primer lugar en el concurso titulado “Science Fair”, se aplica en su escuela, “es un método muy sencillo para limpiar el agua sucia y así volverla a usar, solo necesitamos grava y arena y listo”.

Sofía Aquino, quien desde los tres años de edad se aprendió sin ayuda las tablas de multiplicar del 1 al 15, refiere que entre sus materias favoritas destaca literatura, biología y matemáticas, asignatura que le ha permitido destacar a nivel nacional ya que desde los ocho años realizaba problemas de algebra avanzada mientras sus compañeros realizaban sumas y restas.

La alumna ha logrado destacar en varias disciplinas artísticas, deportivas, culturales y académicas desde que ingreso al jardín de niños a la fecha, conservando calificaciones de excelencia y el pase para participar en concursos y competencias locales, estatales e internacionales realizados en Estados Unidos.

De cabello largo y lacio, la adolescente refiere que se prepara para participar en la próxima competencia internacional British English Olympics (BEO) que se realiza anualmente en Londres entre estudiantes de secundaria de varios países de América y Europa.

Destacó que actualmente habla tres idiomas, inglés, español y francés y estudia italiano y japonés, este último vía Internet, aunque desde los cinco años aprendió palabras, colores, números y algunas frases de saludo y despedida.

Sus ojos verdes se agrandan cuando recuerda sus viajes por diversas ciudades de México y algunos países en donde ha tenido la oportunidad de reafirmar los idiomas aprendidos.

“Me gusta viajar con mi familia, pero en ocasiones he viajado sola con mi hermano mayor, pues en verano mis papas nos han enviado a campamentos ubicados en diversas ciudades de México, Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, España, Italia y Francia”, indicó.

Sofi, como la llaman sus amigos, es una lectora “millonaria”, título que les dan a quienes logran el primer lugar de clase en programas de lectura en donde la meta es leer más de un millón de palabras a lo largo del ciclo escolar tanto en inglés como en español.

La menor, quien representó recientemente a su escuela en una competencia internacional de lectura celebrada en la ciudad de Edinburg, Texas, obtuvo el primer lugar en el concurso denominada “Internacional Book Discussion”, lo que le dio el pase para participar en un debate en las instalaciones de la NASA, ubicadas en Houston, Texas.

Como muchos niños, no limita sus habilidades y, además de conservar un promedio de excelencia académica en su escuela, practica jazz tres días a la semana, mientras que los lunes y viernes toma clases de pintura, actividad que realiza desde los ocho años y que le ha permitido exponer sus trabajos en varios escenarios de la localidad.

Sofía también toca el piano desde los seis años y juega actualmente flag futbol, (tochito), deporte que asegura le permite pensar y analizar cada una de las jugadas, y asegura que entre sus platillos favoritos destaca la pizza, lasaña, el mole y los chocolates.

La pequeña aún no define a que se dedicará de grande, pero asegura que por el momento seguirá estudiando y preparándose, además de seguir ayudando en la conservación y limpieza del medio ambiente y a las personas vulnerables que lo requieran.