Angélica González Pulido fomenta hábito de la lectura en los niños

Que los niños se familiaricen a temprana edad con textos cuya temática y narrativa esté acorde con ellos y que esas primeras lecturas sean el punto de partida para iniciarlos como lectores, ha sido...

Que los niños se familiaricen a temprana edad con textos cuya temática y narrativa esté acorde con ellos y que esas primeras lecturas sean el punto de partida para iniciarlos como lectores, ha sido el motor que impulsa la labor de Angélica González Pulido, autora de libros como “¿Dónde quedó mamá?” y “Ni a cubetadas”.

A punto de publicar su cuarto libro para niños, González Pulido ha creado una pequeña empresa en la que otras profesionales como diseñadoras editoriales, ilustradoras y correctoras de estilo forman parte de la plantilla de colaboradoras que dan vida a cada una de las historias que entreteje su imaginación.

Exitosa empresaria y consultora en las áreas de recursos humanos y responsabilidad social, Angélica tuvo de cerca el problema del analfabetismo en la figura de su asistente doméstica, fue entonces que descubrió un área en la que podía mostrar sus dotes de creatividad, buena narradora y empresaria: la literatura infantil.

“Ser analfabeta es una resta constante. Genera aislamiento social, falta de oportunidades de todo tipo, baja autoestima, miedos, inseguridades y hasta pone en riesgo la vida. Mary (su asistente en casa) llegó a confundir las etiquetas del aceite del carro con el de cocina", señala la autora.

Con sus letras, González fomenta en los pequeños la adquisición de buenos hábitos, incluido el de la lectura, su intención es que los niños se familiaricen a temprana edad con textos cuya temática y narrativa esté acorde con ellos y que descubran que en lo cotidiano hay aventuras, misterio y siempre una historia por compartir.

Con sus ahorros, Angélica González financió la publicación de su primera obra en la editorial estadounidense AuthorHouse cuya distribución, en el formato electrónico y con impresión bajo demanda, es mundial.

Sin el respaldo de un sello editorial, la carrera de Angélica González dentro del mundo de las letras infantiles es hoy un caso de éxito dentro de la literatura infantil, señalan sus promotores en un comunicado.