En la lista de los ahorradores de Ficrea figura la Federación Atlántico Pacífico (FAP), a quien le corresponde supervisar de manera auxiliar a las entidades y sociedades de ahorro y crédito popular, entre ellas nada menos que a esta empresa cuyo socio mayoritario es Rafael Olvera Amezcua, hoy prófugo de la justicia.

Según publica El Universal, la federación depositó en Ficrea  el fondo de las aportaciones de las sociedades populares financieras afiliadas, de las cuales tiene derecho a pedir su devolución. La federación depositó en Ficrea el fondo de las aportaciones de las sociedades populares financieras afiliadas

El gerente general de la FAP, René Fausto Morales, dijo que desde 2013 identificó irregularidades en las operaciones de Ficrea, particularmente en las relacionadas con inversiones de los estados.

Señaló que las revisiones que realizó fueron entregadas a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

"La ley no prohibe que la FAP invirtiera 650 mil pesos en Ficrea, no son operaciones prohibidas, nosotros, por política interna, decidimos tener inversiones en cada una de las afiliadas a la federación", comentó.

De acuerdo con un documento en poder de El Universal, la FAP registró un último instrumento de inversión en Ficrea el 15 de mayo de 2014 y se trata de un pagaré de 358 días, aunque no se indica el monto total que invertía o reinvertía.
Según Morales, la inversión total era por 650,000 pesos.

La FAP se creó entre 2003 y 2004 como un "organismo de integración encargado de ejercer supervisión auxiliar de entidades y sociedad de ahorro y crédito popular" y tiene su sede en San Sebastián Tutla, Oaxaca.

Entre sus sociedades financieras afiliadas están "Ficrea", en Jalisco, "Te creemos", "Financiera Mexicana para el Desarrollo Rural" y "Servicios para el Desarrollo Comunitario", en el Distrito Federal, además "Opciones Empresariales del Noreste", en Baja California Sur.