Especialista estiman que México debe concentrarse en diversificación

Más que preocuparse por Donald Trump, México debe ocuparse en diversificar el destino de sus exportaciones, mejorar la infraestructura aduanera y portuaria, consideraron académicos e industriales...

Más que preocuparse por Donald Trump, México debe ocuparse en diversificar el destino de sus exportaciones, mejorar la infraestructura aduanera y portuaria, consideraron académicos e industriales.

Además debe simplificar trámites y capacitar a profesionales que diseñen planes de exportación para pequeñas y medianas empresas, señalaron en el Foro Relaciones Bilaterales México-EEUU, organizado por el Comité de Asuntos Internacionales de la Asamblea Legislativa.

Cruz Hernández Bravo, catedrático del Tecnológico de Monterrey, recordó que 80 por ciento de las exportaciones mexicanas va para Estados Unidos, mientras que sólo 11 por ciento va a Europa.

Además, dijo que de acuerdo con la Cámara de Comercio Italiana México es un destino desconocido para ellos.

Señaló que por su ubicación geográfica México está bien posicionado para el comercio y la logística mundial, pero se requiere infraestructura carretera para conectar las costas del Pacifico con las del Atlántico.

A su vez la maestra Vanessa Gómez Robledo, de la Universidad Anáhuac del Norte, resaltó que si bien existe un andamiaje institucional bueno para el comercio gracias a instituciones como Bancomex y ProMéxico, para exportar más es necesario mejorar la infraestructura de los puertos.

Refirió que México tiene 11 mil kilómetros de litorales, lo que permite un gran potencial portuario, pero hace falta infraestructura para tener la capacidad de puertos como Shangai.

“El Puerto de Manzanillo hace ocho mil 500 operaciones al día, mientras que el puerto de Shangai hace 10 mil por hora”, recordó.

Destacó que actualmente México es líder en exportación de 20 productos, entre ellos la cerveza, producto mexicano que desde hace seis años es de los mayores productores y exportadores aún sobre Holanda y Bélgica.

Además aguacate, tequila, plata, nuez, berenjena, pero no es suficiente, insistió, pues más que manufactura se tienen que exportar productos que también generen conocimiento y tecnología.

En representación de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Arturo Rangel Bojorges, recordó que la inversión nacional es tres o cuatro veces superior a la inversión extranjera directa.

Ello representa entre 12 y 14 por ciento del Producto Interno Bruto, por eso no se debe sobredimensionar si disminuye el capital extranjero por la llegada de Trump, sostuvo.

Señaló que se tienen que controlar la inflación, el comercio informal, la inseguridad, pues las empresas de transformación gastan hasta 20 por ciento de sus ingresos en seguridad.

Asimismo pidió acabar con la sobreregulación, pues en el país existen 120 mil trámites burocráticos, sumados los de los tres niveles de gobierno.

Por su parte, la asambleísta Elizabeth Mateos Hernández, organizadora del foro, se comprometió a tomar en cuenta lo expresado por los académicos, industriales y sociedad civil.

Ello para “impulsar las acciones correspondientes ante el Gobierno Federal y hacer frente a la política exterior del nuevo gobierno de los Estados Unidos”, ofreció.