Papa se pronuncia en Egipto contra violencia cometida en nombre de Dios

El Papa Francisco aseveró hoy que ningún acto de violencia puede ser perpetrado en nombre de Dios, por lo que llamó a la reconciliación religiosa para lograr la paz y la estabilidad e instó a poner...

El Papa Francisco aseveró hoy que ningún acto de violencia puede ser perpetrado en nombre de Dios, por lo que llamó a la reconciliación religiosa para lograr la paz y la estabilidad e instó a poner fin a la financiación de los grupos extremistas.

El líder de la Iglesia católica comenzó este viernes una visita de dos días a Egipto para impulsar el diálogo con los musulmanes y apoyar a la minoría cristiana del país que ha sido objetivo de innumerables ataques, los últimos de los cuales causaron la muerte a 45 personas.

El obispo de Roma arribó esta mañana al aeropuerto internacional de El Cairo, capital egipcia, desde donde –en medio de un amplio dispositivo de seguridad- se trasladó hacia el Palacio Ittihadyia para reunirse con el presidente del país, Abdel Fattah al-Sisi.

Más tarde, Francisco participó en una conferencia de paz con líderes y representantes musulmanes y cristianos del país ante quienes aseguró que “la paz solo … es sagrada y ningún acto de violencia puede ser perpetrado en nombre de Dios, porque sería profanar su nombre”.

“Digamos una vez más un firme y claro ‘no’ a toda forma de violencia, venganza y odio que se lleve a cabo en nombre de la religión o en nombre de Dios”, sostuvo el Pontífice de 80 años en su discurso en la Universidad Al Azhar de Egipto, venerada casa de estudios del Islam sunita.

Los líderes de todas las religiones deben unirse en contra del extremismo religioso y contrarrestar la “barbarie de aquellos que fomentan el odio y la violencia”, dijo y enfatizó que están “obligados” a desenmascarar este tipo de violencia.

El Papa Francisco advirtió contra el aumento del populismo, que tampoco ayuda a consolidar la paz y la estabilidad, y pidió no escatimar esfuerzos para eliminar situaciones de pobreza y explotación, donde el extremismo nace con más facilidad.

Describió como vitales los esfuerzos para bloquear el flujo de dinero y armas hacia “quienes provocan la violencia”.

La visita del líder católico se produce en medio de extremas medidas de seguridad, ya que tiene lugar tres semanas después de que 45 personas murieron en ataques contra dos iglesias de los cristianos coptos, que pusieron a Egipto en estado de emergencia.

Los ataques más recientes contra los cristianos han sido reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ha amenazado con lanzar nuevas agresiones contra los coptos en Egipto, los cuales constituyen alrededor de 10 por ciento de la población del país.

Todas las iglesias del país han sido puestas bajo protección adicional debido al riesgo de que se lleve a cabo algún atentado durante la visita de Francisco, quien tiene previsto presidir mañana sábado una misa para la comunidad católica en Egipto.