Instituto Electoral capitalino busca certificarse en igualdad laboral

El Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) pretende obtener la certificación en igualdad laboral y no discriminación, cuyo propósito es prevenir y erradicar posibles prácticas de violencia...

El Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) pretende obtener la certificación en igualdad laboral y no discriminación, cuyo propósito es prevenir y erradicar posibles prácticas de violencia, hostigamiento y acoso sexual en el trabajo.

A través de un comunicado, el instituto detalló que se han emprendido distintas acciones para generar una cultura laboral en la que la igualdad y el respeto a los derechos humanos se asuman por convicción y no por obligación.

Para lograrlo, el IEDF requiere obtener la certificación de la Norma Mexicana (NMX-R-025-SCFI-2015), un esfuerzo institucional que encabeza la comisión provisional de seguimiento para la promoción de la igualdad de género y los derechos humanos del instituto.

Durante la sesión de esta comisión, se conoció el protocolo para atender casos de violencia laboral, el cual se remitirá a diversas instituciones para que se enriquezca y se le puedan hacer observaciones.

La consejera del IEDF, Gabriela Williams Salazar, destacó que el protocolo genera acompañamiento a quienes pudieran padecer alguno de estos fenómenos, ya que contempla formatos para atender dichos casos.

A su vez, la consejera Olga González Martínez coincidió en que esas medidas van más allá de establecer un marco normativo que muestran las acciones y pasos a seguir para evitar o castigar esos actos en la institución, es una muestra del compromiso institucional para proteger los derechos humanos y permitirá alimentar la nueva cultura de la igualdad de género.

Para avanzar en esa ruta, se emprenderá una campaña informativa entre servidores públicos de la institución, además de obtener la certificación con la norma mexicana en igualdad laboral y no discriminación.

Añadió que en el IEDF son una constante las prácticas que promueven la igualdad, se tiene un manual de lenguaje incluyente y ciudadano, y las madres trabajadoras cuentan con un lactario institucional.