Millones de trabajadoras indocumentadas viven bajo "el miedo" en EUA

Cinco millones de trabajadoras indocumentadas viven bajo “el miedo” en Estados Unidos ante las medidas migratorias adoptadas por el presidente Donald Trump, según un reporte de “We Belong Together...

Cinco millones de trabajadoras indocumentadas viven bajo “el miedo” en Estados Unidos ante las medidas migratorias adoptadas por el presidente Donald Trump, según un reporte de “We Belong Together”, una campana de la Alianza Nacional de Empleadas Domésticas.

El informe: "Los primeros 100 días de Trump: mujeres y familias inmigrantes al frente”, senaló que las acciones del mandatario “han fomentado el miedo” en esta comunidad y la separación de familias.

Esta políticas antiinmigrantes “socaban nuestra democracia” al criminalizar no sólo a los inmigrantes indocumentados, sino también a las personas por su color y orientación sexual, dijo en una teleconferencia, Amanda Baran, autora del estudio y consultora política de la campana.

Baran, exfuncionaria en el Departamento de Seguridad Nacional, senaló que que este tipo de polítcas afectan principalmente a los niños y tienen efectos negativos como desalentar el reporte de delitos de violencia doméstica, explotación y otro tipo de abusos.

Nashali Hernández, 13 años, hija de inmigrantes indocumentados, que vive en San Francisco, dijo en la teleconferencia que sólo quiere mantener a su familia unida. “Mi mamá me ha dicho que no le Habra la puerta a nadie (…) niños como yo no debieramos estar viviendo en esta situación”, expresó.

Segun el informe de las 20 millones de mujeres inmigrantes que viven actualmente en los Estados Unidos, 12 millones están en la fuerza de trabajo y cinco millones son indocumentadas.

El reporte apuntó que estas mujeres se ven afectadas por la aplicación de la ley de inmigración, incluida la explotación por empleadores inescrupulosos y los impedimentos existentes para acceder a atención de la salud básica y reproductiva.

Revela además que los ataques contra las mujeres inmigrantes han aumentado dramáticamente durante los primeros 100 días de gobierno de Trump, mientras que las mujeres negras e indígenas se enfrentan a una mayor criminalización.

Políticas de la administración como la prohibición de viaje a los refugiados y los musulmanes, han afectado mayoritariamente a las mujeres ya que la mitad de los refugiados en todo el mundo son mujeres y niños, y han generado violencia, odio y discriminación contra mujeres musulmanas inmigrantes.

La administración de Trump también ha sido persistente en sus esfuerzos para reducir fondos y limitar el acceso de las mujeres a los servicios para la salud sexual y reproductiva, con efectos de gran alcance sobre las mujeres inmigrantes, según el estudio.