Asociación protectora de mamíferos marinos pide foro antes de aprobar reforma

La Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos (AMHMAR) insistió en que no se puede aprobar una reforma como la que se pretende sacar en el Senado si no se...

La Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos (AMHMAR) insistió en que no se puede aprobar una reforma como la que se pretende sacar en el Senado si no se somete dicha iniciativa a foros que garanticen su correcto análisis.

El presidente de la AMHMAR, Rodrigo Constandse Córdova, advirtió que de aprobarse la iniciativa que pretende reformar el párrafo cuarto del Artículo 60 bis de la Ley General de Vida Silvestre, se estaría dando “un albazo” que afectaría a un sector que cuenta ya con 30 años de labor.

Insistió en que los organismos y empresas asociadas a la AMHMAR han aportado durante décadas el conocimiento de las especies marinas, como delfines y leones marinos, además de contribuir al desarrollo sostenible que tanto busca el país.

El empeño en aprobar esta iniciativa, dijo, demuestra que se gastan esfuerzos y dinero en destruir un sector productivo, en lugar de enfocarse en la conservación del único mamífero marino endémico de México: la vaquita marina.

Indicó que el verdadero activismo no debe orientarse a una actitud “animalista” de prohibir una actividad que ha favorecido el cuidado y protección de especies marinas, sino en el cuidado de animales por sobrepesca, cambio climático o contaminación.

Acusó que en lugar de abrir foros para analizar la viabilidad de esta legislación, se utilice la película “The Cove”, la cual se ha distribuido entre legisladores sobre el caso de la matanza de delfines en Japón y que es una actividad de pesca que data de 1675.

Constandse Córdova insistió en que, de aprobarse esta iniciativa, se pone en peligro el trabajo de por lo menos 15 mil personas e inversiones acumuladas por cinco mil 700 millones de pesos, así como una derrama anual de dos mil 200 millones de pesos, educación ambiental y generación de impuestos.

La iniciativa, explicó, ha generado división entre los legisladores, organismos no gubernamentales, empresarios, medios de comunicación y organizaciones internacionales, estigmatizándoles un sector que opera con los más altos estándares.

Por lo mismo, expuso que no puede ser posible que en dos horas se avale una iniciativa que por lo menos requiere de un tiempo razonable para ser reflexionada, analizada y discutida por todos los sectores involucrados, a fin de garantizar una solución viable para todos.

De aprobarse esta iniciativa, expuso que no se tiene una opción a seguir; por lo que manifestó su temor de que ocurra algo similar a lo sucedido con los animales de circo, de los cuales no se sabe qué pasó con cerca de 80 por ciento.