Aerolínea Lufthansa descarta la compra de Alitalia

El director financiero de la aerolínea Lufthansa, Ulrik Svensson, descartó hoy que esta empresa alemana esté interesada en comprar Alitalia, que está al borde de la quiebra, luego que sus empleados...

El director financiero de la aerolínea Lufthansa, Ulrik Svensson, descartó hoy que esta empresa alemana esté interesada en comprar Alitalia, que está al borde de la quiebra, luego que sus empleados rechazaron un plan de reestructuración que le habría inyectado nuevos recursos.

“Tenemos la clara intención de no comprar Alitalia”, declaró Svensson en una conferencia de prensa, tras la presentación de las cuentas del grupo alemán.

Medios italianos reportaron que Lufthansa sustituiría a la compañía Etihad, de los Emiratos Árabes Unidos, como accionista de Alitalia, luego que en una consulta los trabajadores rechazaron el lunes el plan de ajuste.

Ese programa contemplaba una recapitalización de la empresa por dos mil millones de euros, pero también unos mil 700 despidos sobre un plantilla laboral de 12 mil 500 personas, además de recortes salariales.

El miércoles, el primer ministro italiano Paolo Gentiloni descartó la nacionalización de la principal aerolínea italiana, privatizada hace más de una década y refundada, por tercera vez, en 2014 con el ingreso de Etihad entre sus accionistas.

Mientras, el gobierno aprobó un préstamo de entre 300 y 400 millones de euros que servirán para que la compañía sobreviva en los próximos seis meses antes de su venta, su liquidación o su eventual nacionalización.

También el miércoles, el ministro de Infraestructuras y Transportes, Graziano Delrio, anunció que Alitalia será vendida al mejor postor.

Ahora se espera que el Consejo de Administración de la aerolínea inicie el procedimiento para que sea puesta bajo administración extraordinaria por parte del gobierno, que nombraría a un comisario o delegado especial para su administración en espera de decidir su suerte.

También Carlo Messina, director del banco Intesa San Paolo, uno de los institutos acreedores de la aerolíena, declaró este jueves que “no existe un plan B para Alitalia”.

En declaraciones a periodistas, al margen de la asamblea de accionistas del banco, explicó que Intesa San Paolo no está trabajando en una solución para la compañía aérea.

“No nos compete a nosotros hacerlo. Nosotros somos un banco, una empresa que se ocupa de crédito, no de aviones”, afirmó.

Según medios italianos, la quiebra de Alitalia supondría la pérdida de más de 20 mil empleos, entre los trabajadores de la compañía y los subcontratados, además de que pondrían en riesgo miles de puestos de trabajo más en las empresas proveedoras y surtidoras.