Organismo regional llama a prepararse por falta de lluvias en Guatemala

El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) advirtió hoy el riesgo de diversas enfermedades que afectarían la producción del agro por la escasez de lluvias que se prevé de...

El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) advirtió hoy el riesgo de diversas enfermedades que afectarían la producción del agro por la escasez de lluvias que se prevé de mayo a julio en Centroamérica.

La entidad regional, con sede en El Salvador, indicó en un comunicado que la roya del café y pulgón amarillo del sorgo figuran entre las enfermedades a prevenir por la falta de lluvias en Centroamérica en los próximos tres meses.

OIRSA coordinó la mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria durante el 52 Foro Centroamericano del Clima y el XXXI Foro de Aplicaciones Climáticas a la Seguridad Alimentaria y Nutricional, perspectivas de mayo a julio de 2017.

En este espacio se determinó el riesgo en relación a plagas y enfermedades que podrían afectar al sector agropecuario de México, Centroamérica y República Dominicana, señaló.

Destacó que los servicios meteorológicos de México, Centroamérica y República Dominicana pronosticaron un eventual surgimiento del fenómeno de El Niño en la segunda mitad del invierno.

“Esto contempla un promedio de precipitaciones normales de mayo a junio, y una disminución en la última quincena de julio. Además, se espera que la temporada de huracanes sea de baja intensidad en el Atlántico y mayor en el Pacífico”, explicó OIRSA.

Resaltó que en general se esperan condiciones por debajo de lo normal en el área norte de la Península de Yucatán y Tabasco en México, de la misma manera en el área conocida como el corredor seco de la región del trifinio entre Guatemala, Honduras y El Salvador.

La situación negativa se registraría también en la región del Pacífico Norte de Nicaragua y en la zona de Azuero en Panamá.

Dichas regiones “vienen acarreando un déficit de precipitación desde el 2014, por lo que se espera en general escasez de alimento que puede ser un factor condicionante de enfermedades”, advirtió.

En ese sentido, aseveró que las principales recomendaciones vienen ligadas a generar un programa de nutrición e inmunización adecuado para el ganado.

Mientras que para cultivos, es de considerar como un factor de riesgo la presencia del pulgón amarillo del sorgo en el corredor seco.

Según OIRSA, “la carencia de un invierno adecuado en esta parte del corredor mesoamericano de pino puede facilitar el rebrote de descortezadores y la aparición de nuevos brotes de langosta voladora”.