Ingeniero tijuanense gana Premio Nacional de Ingeniería Civil

El Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana dio a conocer que el ingeniero tijuanense Franco Magdaleno Soto, fue galardonado con el Premio Nacional de Ingeniería Civil “Leandro Rovirosa Wade”.El...

El Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana dio a conocer que el ingeniero tijuanense Franco Magdaleno Soto, fue galardonado con el Premio Nacional de Ingeniería Civil “Leandro Rovirosa Wade”.

El presidente del Consejo Directivo del organismo, Gerardo Tenorio Escárcega, dijo que los profesionistas colegiados “se sienten orgullosos de que nuestro compañero haya recibido esta distinción por la Federación Mexicana de Colegio de Ingenieros Civiles”.

Se trata, dijo, de uno de los máximos reconocimientos para cualquier ingeniero civil, y “para nosotros, el ingeniero Franco es un caso de admiración profesional, inventor de diversos mecanismos de construcción y de patentes”.

Acompañado por el ex presidente del colegio, Gerardo Tenorio acudió a las oficinas de Franco Magdaleno Soto para notificarle la decisión del Jurado Calificador de los Premios Nacionales de Ingeniería Civil 2017.

Indicó que le informaron que el galardón lo recibirá el próximo 11 de mayo durante el Sexto Congreso Nacional de Ingenieros Civiles que se realizará en la ciudad de México.

El Ingeniero Franco Magdaleno Soto, acompañado de sus hijos Franco y Luis, dijo sentirse “muy orgulloso al recibir este reconocimiento nacional”, y destacó que al mismo tiempo es un galardón para todos los ingenieros de Tijuana.

El ingeniero tijuanense obtuvo el Premio Nacional de Ingeniería Civil “Leandro Rovirosa Wade” 2017, aportación para Baja California, en específico para el municipio de Playas de Rosarito.

Ello, debido a la construcción de la obra de Descargadero Submarino para Gas Propano, realizada por técnicos de Baja California encabezados por Franco Magdaleno en el año 1980 luego de un concurso en la planta de almacenamiento y distribución.

Se realizaron los trabajos concernientes a desarrollar una obra única en el mundo, con tecnología que ha sido reconocida a nivel nacional e Internacional, explicó.

Destacó el hecho de donde se construyó por primera vez líneas submarinas para la descarga de combustibles en la costa Pacifico del país, antes que Salina Cruz, Guaymas, Mazatlán, entre otros, contaran con una obra de esta naturaleza.

Aseguró que es una obra única dadas las condiciones de la costa y el mar abierto; el descargadero es un sistema de tuberías, “no es única tubería como en el caso de descargadores de refinados o combustóleo, van dentro de una de la otra”, expuso.

Estos, “son con el objeto de manejar el gas, dado que este tiene una temperatura baja, alrededor de 50 grados centígrados bajo cero”, manifestó el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana.