Obispos anuncian acciones emergentes en favor de migrantes

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) propiciará espacios de diálogo y colaboración para realizar acciones emergentes, regionales, nacionales e internacionales en favor de los migrantes.En un...

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) propiciará espacios de diálogo y colaboración para realizar acciones emergentes, regionales, nacionales e internacionales en favor de los migrantes.

En un comunicado, los 134 obispos reunidos en la 103 Asamblea Plenaria afirmaron que nadie puede permanecer indiferente a la situación de emergencia humanitaria que enfrentan los migrantes.

Consideraron que el diálogo desembocará en compromisos concretos y procesos compartidos, que tengan impacto en la vida real de las comunidades de migrantes.

Como Iglesia “nos enfocaremos a ayudar y ofrecer nuestro servicio” a quienes en su deseo de alcanzar los Estados Unidos han sido criminalizados.

En el documento titulado “Acompañar a nuestro pueblo en camino. Acciones de la Iglesia Católica ante la emergencia humanitaria que enfrentan las comunidades de migrantes”, los obispos indicaron que su compromiso no brota de una mera compasión momentánea o de un mero compromiso social solidario.

“Estaremos atentos, y daremos seguimiento, tanto a nivel nacional como internacional, a las infracciones y violaciones que en materia de derechos humanos afecten a las personas migrantes”, informaron los jerarcas.

Ello al reconocer que no podemos ser omisos a declaraciones y acciones intimidatorias, discriminatorias y criminalizantes que se han efectuado desde la (…) campaña presidencial en los Estados Unidos, y ahora en los 100 primeros días de gobierno (…) en contra de nuestros hermanos migrantes”.

Eso, agregaron, atenta contra su buena fama, su paz, tranquilidad y la unidad de sus familias.

Precisaron que las anteriores acciones se suman a un deficiente marco regulatorio en los Estados Unidos que no se funda en los parámetros elementales que surgen del respeto a los derechos humanos de toda persona por igual.

En el marco del segundo día de trabajos de su Asamblea Plenaria que concluirá el 28 de abril y que encabeza el presidente de la CEM, el cardenal José Francisco Robles Ortega, expresaron su profundo dolor por la orden ejecutiva que firmó el presidente estadunidense Donald Trump para iniciar la construcción del muro fronterizo.

Consideraron que esta obra es “un signo visible de la discriminación, de falta de voluntad de diálogo, de intimidación y un agravio hacia todo el pueblo y nación mexicana”.

Por ello destacaron la urgencia de fortalecer los esfuerzos para evitar que los muros lastimen más el tejido social de las comunidades fronterizas.

Anunciaron que “ante este hecho las diócesis hermanas de ambos lados de la frontera continuaremos realizando eucaristías, encuentros de oración y otras acciones conjuntas que privilegian la fraternidad y solidaridad entre las personas y las comunidades”.

Los integrantes de la CEM indicaron que en el plano nacional generarán espacios de reflexión para promover ideas, estrategias y acciones al interior de las diócesis y de cada parroquia en favor de los migrantes.

Señalaron que como iglesia responderán con hechos y apoyarán a las diócesis del país, en especial a aquellas con un mayor número de migrantes.

También reiteraron su disposición de poner al servicio de ellos sus más de 60 casas de migrantes, además de otros centros y parroquias administradas por diversas organizaciones de la Iglesia Católica.

Asimismo, sostuvieron que “participaremos en las principales reuniones de la sociedad civil de los tres países (México-Estados Unidos y Canadá), que tengan como objetivo enfrentar juntos los problemas comunes en materia migratoria”.