Posible erradicar la pobreza en América Latina para 2030

El coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en México, Antonio Molpeceres, dijo que no es exagerado soñar en erradicar la pobreza extrema en América Latina de aquí a 2030, pues la...

El coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en México, Antonio Molpeceres, dijo que no es exagerado soñar en erradicar la pobreza extrema en América Latina de aquí a 2030, pues la definición de objetivos y la adopción de políticas orientadas a su cumplimiento funcionan.

Al participar en la ceremonia de instalación del Consejo Nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, consideró que esta convocatoria es un reflejo más del compromiso de México por avanzar en el cumplimiento de este proyecto, pero, sobre todo, para dar pasos firmes hacia el cuidado del planeta y la visión global de no dejar a nadie atrás en la ruta del desarrollo.

​Indicó que México asume su responsabilidad y está dispuesto a trabajar en los objetivos y encuentra valor en ellos, sin embargo, alcanzarlos implicará un esfuerzo sin precedentes, no sólo de los estados, sino también de toda la sociedad.

“​Sabemos y tenemos las pruebas que esto es posible, hace ya 17 años que 189 naciones se comprometieron con un plan de desarrollo sin precedentes que hiciera frente a los grandes problemas sociales de aquel momento, el reto parecía enorme, pues se buscaba reducir los niveles de pobreza extrema mediante ocho objetivos conocidos como los Objetivos del Milenio”, recordó.

​Los resultados, dijo, han demostrado que la cantidad de personas que vivían en pobreza extrema, el porcentaje de personas con desnutrición y la tasa mundial de mortalidad de niños menores de cinco años se redujeron en más de la mitad.

​​Con base en el éxito, indicó, las lecciones aprendidas y los temas pendientes de este gran esfuerzo, 193 países se dieron a la tarea de definir un nuevo plan de acción para responder a retos contemporáneos: la desigualdad entre los países, entre hombres y mujeres, el cambio climático y la necesidad de tener un planeta limpio, así como asegurar que los países vivan en entornos de paz, seguridad y justicia.

​Por ello, abundó, es necesaria la participación de los gobiernos federal y locales, sector privado, sociedad civil y la academia, acompañados de los poderes Legislativos y Judiciales, los organismos constitucionales autónomos y los internacionales "uniremos fuerzas para alcanzar el cumplimiento de los 17 objetivos y las 169 metas de la agenda".

​Resaltó que cuando se estaba en la fase de identificación de los objetivos, se hizo una consulta ciudadana a nivel mundial, para que la gente opinara sobre los problemas que consideraban más prioritarios.

​A través de una plataforma en línea que se llamaba Mi Mundo, mencionó, se recibieron casi 10 millones de respuestas de más de 160 países y México fue de los tres primeros que más respondieron, con casi dos millones de votos.

​“Estos dos millones de votos fueron, en su gran mayoría, de jóvenes que querían un México mejor, un planeta más limpio y una humanidad más justa. Esto nos inspira y nos da garantía de que el futuro de México está en buenas manos”, aseveró.

A su vez, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, explicó que los objetivos de la Agenda 2030 implican el esfuerzo de transformación de la humanidad más ambicioso del que se tenga registro.

“Son, sin duda, una hoja de ruta aspiracional. Son objetivos que no solamente atienden como metas de desarrollo anteriores los objetivos propios de la persona, sino que hacen de sí mismo un objetivo de globalidad y de humanidad, del cuidado del planeta, de los derechos humanos y de la forma en que trabajamos juntos los países y los seres humanos”, comentó.

​Por su naturaleza misma, apuntó, es una hoja de ruta holística, ya que son objetivos que no se entienden el uno sin el otro y que requieren una gran transversalidad para ser eficaces, así como continuidad en el esfuerzo.

En tanto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, consideró que esta iniciativa es un gran compromiso para México, donde "nos involucra a todos a combatir la pobreza, nos une en el progreso y el desarrollo sustentable, a hacer un mundo y un país mejor en el trabajo cotidiano desde la fábrica, la industria, desde la política pública, desde la academia y desde el pensamiento".

​Agregó que "los empresarios estamos comprometidos, porque sabemos que tenemos que contribuir con empresas sustentables y responsables, cumpliendo con la función social, generando valor, empleo y haciéndolo congruentemente con el presente y con el futuro de México".