Prueba de sangre detectaría reincidencia del cáncer de pulmón con anticipación

Investigadores descubrieron que un análisis de sangre bastaría para permitir la detección temprana de una recaída del cáncer de pulmón y posible metástasis, lo que brindaría mayores posibilidades de...

Investigadores descubrieron que un análisis de sangre bastaría para permitir la detección temprana de una recaída del cáncer de pulmón y posible metástasis, lo que brindaría mayores posibilidades de curación pues podría emplearse un tratamiento médico oportuno.

Se trata de un descubrimiento esperanzador para los pacientes de cáncer en riesgo de recurrencia, ya que detecta las células cancerosas hasta un año antes de lo que lo hacen las exploraciones normales, aseguran especialistas británicos en Oncología y Patología.

El cáncer de pulmón causa la muerte a más personas que cualquier otro tipo de sarcoma, por lo que el objetivo de la investigación fue realizar un seguimiento de cómo puede "evolucionar" en un asesino que se propaga a través del cuerpo, a fin de hallar nuevos enfoques terapéuticos.

Los científicos centraron su atención en el desarrollo filogenético específico de tumor y buscaron en la sangre signos de cáncer, hallando sólo un pequeño grupo de células que son “invisibles” a las exploraciones con radiografías o tomografías computarizadas.

Se tomaron muestras de tumores de pacientes en cirugías primarias, incluido uno con cáncer avanzado, y analizaron el ADN del tejido para construir una huella genética del cáncer de cada uno de ellos, explica Christopher Abbosh, del Centro de Investigación del Cáncer de Pulmón de Reino Unido.

Posteriormente, se practicaron análisis de sangre a los pacientes, paso que se repitió cada tres meses después de la cirugía para verificar si surgían rastros del ADN del tumor.

Los resultados, publicados este miércoles en la revista especializada Nature, mostraron que la recurrencia del cáncer se pudo detectar hasta un año antes que cualquier otro método disponible en el sector médico.

Los investigadores estiman que los tumores tienen un volumen de sólo 0.3 milímetros cúbicos cuando la prueba de sangre los “atrapa”.

El proyecto de investigación fue sobre el cáncer de pulmón, pero los procesos estudiados son tan fundamentales que deben aplicarse en todos los tipos de cáncer, aseguran los especialistas.

“Podemos identificar a los pacientes que desarrollarán nuevamente cáncer, incluso si no presentan signos clínicos de la enfermedad, y también controlar las terapias”, sostiene Abbosh y añade que “es una esperanza para luchar contra la recaída”, pero requiere más investigación.