Corea: un país dividido

La península de Corea se extiende a lo largo de mil kilómetros de norte a sur. Al norte limita con China y Rusia. Al este se encuentra el mar del Este, después del cual se halla el vecino Japón...

La península de Corea se extiende a lo largo de mil kilómetros de norte a sur. Al norte limita con China y Rusia. Al este se encuentra el mar del Este, después del cual se halla el vecino Japón. Además de la península, Corea cuenta con alrededor de 3 mil 200 islas. La península posee paisajes hasta tal punto hermosos de ríos y montañas que los coreanos consideran que su país es un brocado magníficamente bordado. La cumbre más alta es la montaña Baekdusan, ubicada en Corea del Norte y que se eleva a 2 mil 744 metros, en la frontera septentrional con China.

Durante gran parte de su historia, Corea existió como un antiguo reino independiente. A partir de 1910 Japón se anexó el territorio coreano dando inicio a un controvertido periodo de dominación. No obstante que se construyeron caminos y redes de comunicación, la vida de los coreanos bajo la tutela de Tokio fue dura.

La exportación de cultivos coreanos hacia Japón causó escasez de alimentos, se extendieron las fábricas donde se explotaba a los trabajadores y cualquier oposición contra el gobierno japonés era duramente reprimida. Para 1937 el lenguaje coreano y la enseñanza de la historia y la cultura del país fueron prohibidos en las escuelas, como parte de una campaña para erradicar todo tipo de identidad nacional.

Cuando Japón entró a la Segunda Guerra Mundial en 1941, decenas de miles de coreanos fueron incorporados al ejército japonés. Por otra parte, muchos exiliados se unieron a los ejércitos Aliados comandados por Estados Unidos, bajo el estandarte del Ejército de Liberación de Corea.

Días después de la rendición japonesa en agosto de 1945, fuerzas soviéticas ingresaron por el norte de la Península. Por su parte, el sur fue administrado por Estados Unidos. De esa forma el país fue dividido en dos zonas ocupadas: Corea del Norte y Corea del Sur.

A partir de entonces, las dos Coreas tomaron caminos muy diferentes. El Sur fue conducido hacia el capitalismo del libre mercado, y el Norte hacia las directivas tradicionales del comunismo.

Corea quedó dividida a lo largo del Paralelo 38, línea imaginaria que actualmente marca la frontera entre dos países totalmente opuestos en lo político y económico, que durante la mayor parte de su historia fueron una sola nación.

Eran los años en que se empezaba a configurar la guerra fría en el escenario mundial, entre los dos ejes dominantes, el del capitalismo liderado por Estados Unidos y el comunista por la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas.

Fue entonces que Washington, temeroso que la ocupación soviética escondiera una ambición expansionista, propuso la partición del país en dos áreas de influencia, una soviética y otra estadunidense, separadas por el famoso paralelo.

Desde entonces, se marcó el destino de esa región. El norte comunista, con un líder impuesto por Moscú, Kim Il Sung, abuelo del actual gobernante norcoreano. Y el sur tutelado por Estados Unidos través del presidente electo Syngman Rhee.

Ya en el poder ambos líderes desearon la reunificación coreana, pero cada uno a su modo. Ello propició el inicio de un conflicto que devino más tarde en una guerra, la cual se inició el 25 de junio de 1950, cuando el ejército norcoreano cruzó el paralelo prohibido. En este enfrentamiento intervinieron las fuerzas armadas norteamericanas y chinas.

La guerra fue devastadora y dejó como saldo varios millones de muertos. Ninguno de los bandos pudo considerarse vencedor. Las distancias y el odio entre las dos Coreas se profundizaron y solo se firmó un armisticio en 1953, por lo que técnicamente se considera que es una guerra que no ha terminado.

Corea del Norte ha tenido desde 1948 tres líderes, miembros de una misma familia: Kim il Sung, Kim Jong il, y Kim Jong Un, es decir, abuelo, hijo y nieto.

Kim il-sung es considerado el "Gran Líder" de Corea del Norte. De joven fue enviado a China y formó parte de guerrillas antijaponesas. Se unió al Partido Comunista de China en 1931. Fue ascendiendo hasta llegar a comandante en 1941. De allí viajó a la Unión Soviética y fue enviado a un campo de entrenamiento cerca de Jabárovsk, donde las guerrillas comunistas coreanas colaboraban con las fuerzas soviéticas. Kim pasó a ser capitán del Ejército Rojo.

Volvió a Corea en septiembre de 1945. Ascendió a Primer Ministro de la República Democrática Popular de Corea. Tuvo los cargos de primer ministro desde 1948 hasta 1972, y presidente en adelante. Asimismo, era secretario general del Partido del Trabajo de Corea y fue elegido Presidente Eterno de la República. El aparato propagandístico del Estado llevó a que los ciudadanos le llamaran Gran Líder. Después de 46 años en el poder, Kim il Sung falleció en 1994. Su cumpleaños y la fecha de su muerte son conmemoraciones nacionales en Corea del Norte.

Su hijo Kim Jong-il fue elegido por la Asamblea Popular Suprema como jefe de Estado. Aunque el cargo de presidente fuera dejado vacante, y pareciera haber sido suprimido en recuerdo a la memoria de su padre, Kim fue elegido como Secretario General del Partido y Presidente de la Comisión de Defensa Nacional, por lo tanto fue el verdadero líder de Corea del Norte.

El gobierno de Kim Jong-il hizo algunos esfuerzos para mejorar sus relaciones con Corea del Sur. Con la elección de Kim Dae-jung como presidente surcoreano en 1997 se inició una oportunidad para comenzar a negociar. En junio de 2000 hubo una reunión de alto nivel, la primera entre los líderes de las dos Coreas, y parecía que empezaba un deshielo en las relaciones, siendo posible que se enviara ayuda surcoreana al Norte, e inversión del Sur en el Norte. Pero ambos líderes fueron posteriormente incapaces de reconocer cualquier mejora sustancial en sus relaciones.

En la Cumbre intercoreana de octubre de 2007 firmó, junto al Presidente de Corea del Sur, la Declaración de Paz y Prosperidad por la que ambos países se comprometían a poner fin al armisticio de la guerra de Corea mediante la firma de un tratado de paz, así como a desistir del programa de armamento nuclear norcoreano.

Fue conocido en su país como el Querido Líder, el Amado Líder o el Gran Dirigente, y en la Constitución como el Líder Supremo. Su fecha de nacimiento es día de fiesta nacional. Falleció el 17 de diciembre de 2011, murió a los 69 años debido a un ataque cardíaco. Se le otorgó el título de Héroe de la República Popular Democrática de Corea, y Medalla Estrella de Oro, y Orden Bandera Nacional de primera clase.