Brasil prepara huelga general contra políticas de presidente Temer

Brasil organizará el viernes una huelga general que puede recibir un respaldo masivo y, de esta forma, paralizar buena parte del país como protesta a las políticas del presidente Michel Temer, quien...

Brasil organizará el viernes una huelga general que puede recibir un respaldo masivo y, de esta forma, paralizar buena parte del país como protesta a las políticas del presidente Michel Temer, quien libra una batalla en el Legislativo para aprobar sus controvertidas reformas.

Los principales sindicatos del país (CUT, UGT, Força Sindical) anunciaron el respaldo al paro general del viernes, que debe cerrar fábricas, escuelas, agencias bancarias y reducir considerablemente el transporte público en los 26 estados de Brasil y la capital.

Movimientos sociales de campesinos sin tierra también se sumarán a la protesta el viernes 28 para unir fuerzas contra las reformas del presidente Temer, quien vive su momento más difícil en vísperas de cumplir un año en el poder.

Sao Paulo será, de nuevo, el termómetro del rechazo a las políticas del mandatario, acusado él mismo de participar supuestamente en el esquema de desvío de dinero para financiar campañas políticas con fondos ilícitos entregados por la constructora Odebrecht.

Con un gobierno compuesto por ocho ministros acusados de corrupción, un rechazo del 87 por ciento en los sondeos y sin haber logrado atajar la recesión y el desempleo, Temer se juega su crédito en las próximas semanas en dos reformas muy impopulares: la del sistema de pensiones y la laboral.

La Cámara Baja debe votar este miércoles la polémica reforma laboral, que flexibiliza y reduce los costos del empleo, pero retira derechos a los asalariados, mientras que el objetivo del presidente es votar la reforma del sistema de pensiones –considerado insostenible por sus altos costos- en las próximas semanas.

Algunos de los partidos que componían, hasta hoy, la base de apoyos del gobierno de Temer, anunciaron que se retirarán del bloque parlamentario que apoya al presidente si las dos reformas avanzan, lo que ha generado inquietud en los mercados sobre si el mandatario tiene realmente el apoyo necesario para hacer avanzar sus propuestas.