Tailandés asa carne de pollo y cerdo con el reflejo de rustico panel solar

Sila Sutharat cumplió ya 20 años de ofrecer a todo aquel que pase frente a su negocio pollo y cerdo a la parrila con una característica peculiar: la fuente de calor que usa proviene directamente del...

Sila Sutharat cumplió ya 20 años de ofrecer a todo aquel que pase frente a su negocio pollo y cerdo a la parrila con una característica peculiar: la fuente de calor que usa proviene directamente del Sol.

El negocio se encuentra a la orilla de un camino del distrito de Muang, en la provincia tailandesa de Phetchaburi, al suroeste de la capital Bangkok, donde se ubica también la fuente de calor.

Se trata de 960 espejos de cinco por tres pulgadas (12.7 por 7.62 centímetros) montados en una estructura que recibe la luz solar y la refleja hacia la parrilla, donde la temperatura alcanza los 312 grados centígrados.

Con esa temperatura se cocinan 1.2 kilogramos de pollo en 12 minutos, explica Sila al Bangkok Post.

La estructura donde van los espejos se ajusta para seguir el recorrido del Sol, y son dos los mejores periodos para cocinar: en la mañana de 7:00 a 10:00 y en la tarde de 14:00 a 17:00 horas.

El cocinero recuerda que su negoció comenzó operando con carbón, como el resto de pequeños restaurantes del área.

Pero un día de 1997, vio el reflejo del Sol en los parabrisas y ventanas de los vehículos, y fue ahí donde tuvo la idea de que esos reflejos podrían servirle pra cocinar, e ideó el marco que focaliza los reflejos en su parrilla.

Desde ese año utiliza el Sol, que no le genera ningún costo ni contamina.

La Universidad Phetchaburi Rajabhat conoció e investigó su tecnología y lo premió con un grado honorario en Ciencia, que complementa el atractivo turístico que representa su negocio.