Presentaron libro-taller “Tsipeni y Joselito” de Patricia Carlos Domínguez

Cerca de 25 niños y niñas asistieron al taller y presentación del libro “Tsipeni y Joselito”, de la activista, escritora y promotora cultural Patricia Carlos Domínguez, en el Museo de Arte Popular...

Cerca de 25 niños y niñas asistieron al taller y presentación del libro “Tsipeni y Joselito”, de la activista, escritora y promotora cultural Patricia Carlos Domínguez, en el Museo de Arte Popular (MAP), actividad con la que obtuvieron nociones básicas para combatir el acoso, problemática que afecta a niños y niñas de todo el mundo.

Acompañados por sus padres, tíos o abuelos, y otros adultos interesados en su desarrollo integral, los pequeños y pequeñas escucharon a la autora nacida en Chicago, de padre mexicano nacido en Jerez, Zacatecas, quien narró cómo en su comunidad de ese estado norteamericano ha echado a andar un programa que al tiempo que combate la violencia, promueve la cultura mexicana.

En el libro habita “Joselito”, un niño bonito y estudioso, con el problema de que uno de sus compañeros lo molestaba. Un día, la profesora de la escuela les habló de la tradición mexicana de construir alebrijes, seres fantásticos nacidos de los sueños de uno de los miembros de la familia Linares, habitantes naturales de la Ciudad de México durante el siglo pasado.

Esa noche, “Joselito” soñó con alebrijes, y a través de ellos, del apoyo de su maestra y el cariño de su mamá, pudo terminar con el problema de “bullying” que tenía en la escuela. En sus sueños vio a “Tsipeni”, alebrije de hermosa sonrisa. Colores bonitos y figura que, aunque caprichosa, era linda a la vista del niño. “Tsipeni” ayudó a “Joselito” a encontrar el valor y la forma de terminar con su problema.

El texto es bilingüe (español-inglés) y se debe al deseo de Carlos Domínguez de terminar con ese problema. Al mismo tiempo, forma parte de las acciones que ha desarrollado durante 25 años en Chicago, donde promueve y fomenta el uso de las tradiciones y costumbres propias de la cultura mexicana; su esposo es de origen michoacano, y “Tsipeni” significa “Alegre” en lengua purépecha.

“El libro es un instrumento que despierta la comunicación entre niños, niñas, profesores y padres”, explicó la educadora durante la lectura en voz alta de su libro.

A dicha actividad siguió el taller para elaborar un alebrije, al tiempo que explicó que con el uso cotidiano de las costumbres propias de su cultura, las personas adquieren seguridad y crece su autoestima; consecuentemente, saben cómo evitar el acoso.

Siendo de esa ciudad norteamericana, la autora sabe que los mexicanos que están allá se contentan al tener contacto con sus raíces, por eso imparte talleres donde los participantes elaboran sus propios alebrijes y otras manualidades, como esta tarde en el patio del MAP, donde dos docenas de infantes crearon sus propias figuras y los llevaron a casa, con la finalidad de tener lindos sueños con ellas.