Piden centros de investigación evitar ajustes al presupuesto para ciencias en 2018

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) resaltaron la importancia de que en 2018 no haya ajustes al presupuesto federal para ciencia...

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) resaltaron la importancia de que en 2018 no haya ajustes al presupuesto federal para ciencia y tecnología, que en este año se redujo 23 por ciento.

Durante la firma de un convenio entre estas instituciones y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS), puntualizaron que este año fue una hazaña ajustar el pago, por ejemplo, de alrededor de siete mil 500 becas que otorgó el Conacyt y las que están en curso.

En su mensaje, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, reconoció que con el 23 por ciento de la reducción al presupuesto del Conacyt, "fue toda una epopeya lograr que los programas sustantivos del organismo no sufrieran daño".

Aseguró que las instituciones de educación superior levantarán la voz para exigir que en el siguiente ejercicio presupuestal vuelva a haber un presupuesto eficiente para la ciencia, "y por supuesto para tener lo suficiente que permita el crecimiento de los estudiantes de posgrado".

Por su parte, el director del Conacyt, Enrique Cabrero, confió en que para el próximo año el presupuesto de este consejo recupere los recursos que en este 2017 se le recortaron.

Señaló que con relación a las becas, se darán los retroactivos de las mismas, y reconoció que fue un proceso complicado por la reducción del presupuesto, "pero se solucionó con la colaboración de los centros de investigación y universidades".

En el acto, se subrayó que este convenio es histórico e importante para la integración de laboratorios binacionales, en tópicos como las matemáticas aplicadas.

Además se incrementará el intercambio internacional con Francia, pues México es el cuarto país en enviar estudiantes a ese país europeo, mientras que el 40 por ciento de los educandos franceses en México lo hacen en la máxima casa de estudios.