Banca mexicana observa mejor entorno económico para este año

- Los bancos del país tienen mejores perspectivas para la economía mexicana durante 2017, debido a resultados positivos de los primeros meses, a que el entorno externo ya cambió y comienza a mejorar...

- Los bancos del país tienen mejores perspectivas para la economía mexicana durante 2017, debido a resultados positivos de los primeros meses, a que el entorno externo ya cambió y comienza a mejorar, sobretodo en relación con la administración de Donald Trump.

El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez Gavica, precisó que los analistas de las instituciones bancarias tienen estimados para la economía mexicana que van desde 1.5 a 2.0 por ciento, con un promedio de 1.8 por ciento.

"Si está más cerca de 2.0 por ciento, la banca seguirá creciendo a doble dígito, pero seguramente seguiremos creciendo por arriba de tres veces el crecimiento de la economía mexicana", dijo en su primera conferencia de prensa, después de asumir su cargo en el organismo.

Luego de la Reunión Bimestral de Comité de Asociados de la ABM, comentó que aunque para finales del año pueda bajar un poco la actividad económica, no se dará en las dimensiones que se esperaba, porque los indicadores adelantados de los primeros meses del año hablan de un dinamismo mayor al previsto.

"El sentimiento es distinto, porque han pasado cosas diferentes: hay un mejor ambiente. Aquello que en un principio eran factores que pudieran afectar la economía no se dieron de la manera en que se habían planteado. Eso nos ha llevado a seguir más animados en la actividad tanto a personas como a empresas”, dijo.

El también presidente del Consejo de Administración de Santander México estimó también que de continuar con el dinamismo que hoy tienen los bancos, el crédito al sector privado como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) podría pasar de 34 por ciento actual a 50 por ciento (de manera conservadora) o hasta duplicarse en 10 años.

Indicó que a febrero pasado, la cartera total de crédito bancario en México mantuvo un ritmo de crecimiento anual de 11.7 por ciento, con un índice de morosidad que se coloca en los niveles más bajos en los últimos 10 años, de 2.2 por ciento a febrero, que refleja una actividad bancaria en constante competencia.

En este sentido, agregó que esa competencia permite que hasta ahora los productos bancarios no hayan reflejado, en la misma magnitud, los incrementos en la tasa de referencia de Banco de México (Banxico).

Por segmentos, el crédito a empresas mostró un crecimiento de 11.7 por ciento; a financieras, de 22.8 por ciento; el financiamiento a gobierno subió 5.1 por ciento; consumo 12 por ciento y vivienda 10.2 por ciento, refirió Martínez Gavica.