Profeco destruye más de dos mil juguetes réplicas de armas de fuego

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) destruyó dos mil 82 juguetes, los cuales eran réplicas casi exactas de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, producto de 11 procedimientos...

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) destruyó dos mil 82 juguetes, los cuales eran réplicas casi exactas de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, producto de 11 procedimientos administrativos concluidos, donde se confirmó la violación de la Norma Oficial Mexicana 161.

En el evento público realizado en la delegación Poniente de la Profeco, en la Ciudad de México, el procurador en funciones, Rafael Ochoa Morales, conminó a los ciudadanos a no regalar este tipo de productos a los menores, sobre todo de cara a la celebración del Día del Niño.

“Estas réplicas no pueden ser consideradas como juguetes, no deben fabricarse y la Procuraduría seguirá en su operativo permanente para decomisarlas y destruirlas, pues además de que fomentan la violencia entre los menores, son usadas para la comisión de delitos, principalmente por jóvenes”, subrayó.

Detalló que la mayoría de las réplicas destruidas en esta ocasión fue decomisada en el centro de la Ciudad de México, sobre todo en el comercio informal, con un porcentaje de hasta 95 por ciento y el restante 5.0 por ciento en el comercio establecido.

En la exposición de motivos, se explicó que estos supuestos juguetes violan todo lo dispuesto en la NOM 161 relacionada con “seguridad al usuario, juguetes, réplicas de armas de fuego, especificaciones de seguridad y métodos de prueba”.

Fueron fabricados en colores negro, café y gris, además presentan dimensiones similares a pistolas o armas reales; cuentan con mecanismos como percutor, martillo movible o con capacidad para cortar cartucho, lo que permite que se confundan con armas reales.

Acompañado por Víctor Hugo Ramos Ortiz, en representación del Iram Almeida, titular de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno de la Ciudad de México, el procurador Federal del Consumidor agregó que el origen de la mayoría de estos supuestos juguetes es asiático.

En su oportunidad, Ramos Ortiz destacó que el gobierno capitalino apoya este tipo de acciones de la autoridad federal y se coordina con ellas para los operativos específicos.

Citó que además cuenta con un programa permanente de desarme voluntario, a fin de contribuir a prevenir actos de violencia y la comisión de delitos, que al año pasado permitió la recuperación de dos mil 497 armas cortas, mil 817 armas largas, 602 granadas y 67 mil 185 cartuchos.

En materia de réplicas, dijo que han decomisado 101 juguetes de este tipo en lo que va del año y comprobado que de cada 10 delitos que se cometen a mano armada en la Ciudad de México, al menos cinco son perpetrados con imitaciones de armas reales.

Al evento asistieron también Miguel Ángel Martín González, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (AMIJU), y Manuel Cardona Zapata, representante de la Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).