Apoyo a migración y libre comercio en máximo histórico en EUA

El apoyo de los estadunidenses a la inmigración y al libre comercio alcanzó máximos niveles históricos, a tres meses de la toma de posesión del presidente Donald Trump, quien se comprometió a reducir...

El apoyo de los estadunidenses a la inmigración y al libre comercio alcanzó máximos niveles históricos, a tres meses de la toma de posesión del presidente Donald Trump, quien se comprometió a reducir ambos, según una encuesta del diario The Wall Street Journal y el canal NBC.

Difundida este martes, la encuesta indicó que seis de cada 10 estadunidenses opinan que la inmigración ayuda al país más de lo que la perjudica, seis puntos porcentuales por encima del último sondeo, en septiembre de 2016.

Mientras tanto, sólo un tercio de los encuestados consideró que la inmigración perjudica a Estados Unidos más de lo que la beneficia.

El resultado, que marca el nivel más alto de apoyo a la inmigración desde por lo menos 2005, ocurre mientras Trump pide a los legisladores recursos en el presupuesto para financiar la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México.

Sucede además luego de que la Casa Blanca firmó dos órdenes ejecutivas que intentan restringir la inmigración de ciertos países de mayoría musulmana.

Asimismo, el apoyo al libre comercio aumentó ligeramente en el sondeo. El 57 por ciento de los encuestados opina que el libre comercio es beneficioso para Estados Unidos, en tanto que 37 por ciento piensa lo contrario, generando una brecha de 20 puntos, y un nivel récord de apoyo.

En julio de 2016, las opiniones favorables al libre comercio superaron por sólo 17 puntos porcentuales a aquellas que lo ven de manera negativa.

Este respaldo sucede mientras que Trump promete terminar acuerdos comerciales multinacionales y en su lugar negociar acuerdos binacionales en términos más favorables.

Finalmente, los estadunidenses también mostraron un apoyo sin precedente a los esfuerzos para combatir el cambio climático.

El 39 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo con la afirmación de que el cambio climático es un “problema serio”, la mayor proporción desde 1999.

Un 28 por ciento, además, coincidió con la afirmación de que el cambio climático “está ocurriendo, y alguna acción debe ser tomada”.

En cambio, sólo 32 por ciento consideró que era necesario realizar más investigaciones antes de tomar medidas, o que la preocupación por el cambio climático global es injustificada.

Fred Yang, el encuestador demócrata que realizó el sondeo junto con un colega republicano, explicó que “Trump puede haber ganado las elecciones, pero está perdiendo el electorado”.