Generadora de energía con desechos, el mejor legado del gobierno local: Mancera

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, aseguró que la habilitación de la Planta de Generación de Energía del Bordo Poniente será un legado de su administración.Explicó que con la planta...

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, aseguró que la habilitación de la Planta de Generación de Energía del Bordo Poniente será un legado de su administración.

Explicó que con la planta que transformará los residuos en energía y que inhabilitará el tiradero al aire libre, “la Ciudad de México está marcando un paso del cual ya no hay retorno en la generación de energías limpias ni en la gestión de residuos sólidos”.

“Me parece que este proyecto, sumado a los que vienen acompañando a esta tarea en la ciudad dará mucho de qué hablar y hablar bien de México y de la Ciudad de México”, puntualizó.

Explicó que durante el inicio de la habilitación de la planta en su IV etapa, la obra tendrá una inversión privada de más de tres mil millones de pesos.

Abundó que el Bordo Poniente, que inició operaciones en 1985 y que ha acumulado una cantidad de basura que rebasa los 70 millones de toneladas, hoy también está marcando un cambio sustancial en la urbe respecto a la generación de Bonos Verdes.

“Aquí va en juego el nombre de la Ciudad de México, pero también el nombre de México; es un proyecto de alcance mundial, un proyecto que solamente podemos poner frente a frente con otros que trabajan en Madrid, España o en Los Ángeles, California, en Estados Unidos”, afirmó el funcionario local.

El jefe de Gobierno señaló que este proyecto equivale que dejen de circular 21 mil 500 microbuses, a plantar tres millones de árboles en la metrópoli.

“Pues vaya que es una buena noticia lo que tendremos que informar a C40. Porque la Ciudad de México tiene un compromiso con el mundo y es un compromiso en el que debemos seguir abonando”.

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, subrayó que la Ciudad de México es ejemplo en Latinoamérica y en el mundo por su despliegue del transporte público, en tener Metro, Metrobús, bicicleta, entre otras acciones.

Por otro lado, el secretario de Energía del Gobierno Federal, Pedro Joaquín Coldwell, reconoció al jefe de gobierno su compromiso con la eficiencia energética y las energías verdes.

El proyecto del Bordo Poniente contribuye a las cuantiosas inversiones que están llegando al país para desarrollar nuevas centrales de electricidad renovable que permitirá diversificar la matriz energética de la nación”, puntualizó.

El funcionario federal abundó que la planta de biogás del Bordo Poniente etapa IV se sumará próximamente a la generación limpia del país.

“La relevancia de este proyecto radica en el saneamiento del terreno que evitará la contaminación del suelo y la emisión anual de una gran cantidad de dióxido de carbono”, puntualizó.

El secretario de Obras y Servicios (Sobse), Edgar Tünguí Rodríguez, informó que el proyecto tiene tres objetivos: Sanear la cuarta etapa del Bordo Poniente, donde se encuentran cuatro millones de metros cúbicos de lixiviados que se tratarán para convertirse en agua de riego.

“Será la planta de lixiviados más grande del mundo con una capacidad de 50 metros cúbicos por hora”, añadió.

El segundo objetivo es la captura de biogás, y el tercero, beneficiar a la población mediante la creación de energía a través de una planta que generará 508 gigawatts para encender 517 mil luminarias de la red de alumbrado público, casi lo de mil 700 edificios públicos.

El funcionario capitalino detalló que esto permitirá el ahorro de 30 por ciento del pago por ese servicio, lo que representa casi 500 millones de pesos.

Explicó que estos trabajos tendrán una duración de cuatro meses, tiempo en que se colocará casi un millón de toneladas de tierra y comenzará la perforación de 500 pozos para la conversión de gas.