Apenas unos minutos ha durado el primer número de la revista satírica francesa Charlie Hebdo tras el atentado yihadista a su sede en el que murieron doce personas. En París, la mayor parte de los kioscos del centro de la ciudad se habían quedado sin ejemplares bastante antes de las 8.00 horas.

El número de Charlie Hebdo que ha salido a la venta este miércoles va a tener una tirada de cinco millones de ejemplares El diario 20minutes.fr, la edición francesa de este mismo diario, describe así la reacción de los lectores franceses ante este número: "casi en todas partes la misma escena: la gente espera [...] y en cuestión de minutos, desde las 6:30 de la mañana, todos los ejemplares de Charlie Hebdo, que de momento ha tirado 1 millón de copias, se agotan".

Sin embargo, pronto habrá más en la calle: "Pero no se asusten, los kiosqueros entregarán de nuevo mañana y este fin de semana más ejemplares". De hecho, el número de Charlie Hebdo que ha salido a la venta este miércoles va a tener una tirada de cinco millones de ejemplares, dos millones más de los anteriormente previstos, anunció este miércoles su distribuidora, MLP.

La venta de este número se mantendrá durante dos meses, indicó la distribuidora, que pidió "paciencia" a los clientes y avanzó que los ingresos recibidos por la venta del primer millón irán destinados de forma íntegra a la revista.

El semanario satírico Charlie Hebdo ha elegido para la portada una caricatura de Mahoma en la que el profeta sostiene un cartel de 'Yo soy Charlie', popularizado como lema de solidaridad con los doce fallecidos en el ataque a la revista. La imagen, firmada por el dibujante Luz, muestra a Mahoma con el semblante triste y una lágrima en su ojo izquierdo, bajo la frase "Tout est pardonné" (Todo perdonado).

En las estaciones, como en la del Este, se formaron colas de hasta varias decenas de personas delante de los puntos de venta de prensa, que se disolvían conforme se anunciaba el fin de los números de la revista. Varios quiosqueros señalaron que no habían querido reservar para los clientes que se lo habían pedido porque cuentan con que recibirán nuevos aprovisionamientos en las próximas horas o en los próximos días.

La gran demanda del ejemplar, considerado histórico, se ha disparado hasta tal punto de que en plataformas de venta por Internet como eBay se pueden encontrar ejemplares por 70 euros.

"No sabemos cómo, pero 'Charlie' seguirá existiendo sin interrupción, empezando a partir de mañana", afirmó este martes en conferencia de prensa su redactor jefe, Gérard Biard. La sede en París del semanario fue atacada el pasado miércoles por los hermanos Sarif y Chérif Kouachi, que mataron a doce personas, incluidos su director, Stéphane Charbonnier, "Charb", y cuatro de los caricaturistas más famosos de Francia.

Versión en castellano

La versión en castellano del último número de Charlie Hebdo se colgará en Internet el próximo sábado 17 de enero, según ha dicho este miércoles el escritor y dibujante Carles Romeu, encargado de la traducción. En declaraciones a RAC1, Romeu ha aclarado que Reporteros Sin Fronteras le ha encargado la traducción al castellano de la edición del semanario satírico que ha salido a la venta en Francia.

Romeu, autor del personaje de Miguelito, ha explicado que la versión francesa le llegó en cuanto salió de la redacción para ir a la imprenta y que le han dado 48 horas para traducirla. "Creo que habrá primero una edición en Internet y parece que saldrá el sábado que viene", ha señalado Romeu, que conocía a dos de los dibujantes muertos.

Reporteros Sin Fronteras se ha encargado de repartir la revista entre los traductores y la intención es que se pueda leer en "16 idiomas diferentes lo antes posible", según Romeu.