Analizan en el Senado situación de las pensiones en México

Especialistas, funcionarios del Seguro Social y del ISSSTE, así como legisladores, analizaron la situación y las perspectivas del sistema de pensiones en México, al inaugurarse en el Senado la...

 Especialistas, funcionarios del Seguro Social y del ISSSTE, así como legisladores, analizaron la situación y las perspectivas del sistema de pensiones en México, al inaugurarse en el Senado la Semana de la Seguridad Social.

José Reyes Baeza, titular del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), detalló que atienden a 13 millones de derechohabientes, lo que representa a 10 por ciento de la población, y a 20 por ciento de los pensionados.

Consideró que ha habido varios fracasos en los sistemas de pensiones en el mundo, pero México tiene grandes oportunidades por delante y además el país ha dado pasos trascendentes en la última década.

El año pasado, refirió, se jubilaron 70 mil personas y en línea para pensionarse y jubilarse hay casi 250 mil más; en 2017 habrá jubilaciones por 80 mil personas más; el resto no lo hace "porque esperan mejores condiciones".

Es un problema que haya jubilaciones a los 52 años de edad, aseveró, porque “antes cuando se jubilaban a los 50 tenían una expectativa de vida de 60, no teníamos el impacto en las finanzas públicas” como ahora, cuando la expectativa de vida es de 76 años o más.

En su turno, Mikel Arriola Peñalosa, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indicó que este organismo debe hacer frente a un flujo creciente de pagos por jubilaciones y pensiones.

Ello representa más de dos billones de pesos durante los próximos 70 años; “ese es el saldo de la deuda del régimen de beneficio definido de los trabajadores del IMSS”, expresó.

Para 2017 se estima un gasto de más de 80 mil millones de pesos por el mismo concepto, “presión que no dejará de crecer en dos dígitos hasta 2035, cuando alcance 101 mil millones de pesos".

"Es un universo de 270 mil pensionados que cobra una pensión, 800 por ciento mayor a la pensión de la economía”, y que es solicitada a los 52 años de edad, abundó.

Arriola Peñalosa señaló que un incremento no previsto en las obligaciones que establece la Ley del Seguro Social no tiene fuente de financiamiento y pone en peligro la permanencia del IMSS.

“No podemos ampliar nuestra cobertura y dar más servicios, sin incrementar nuestros ingresos, no hay otra ruta más que la disciplina financiera”, subrayó.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Seguridad Social del Senado, Enrique Mayans Canabal, opinó que a 20 años de la reforma de pensiones del Seguro Social, es desfavorable la tendencia del sistema privado de capitalización individual.

Destacó que el monto de la pensión promedio rondará entre 28 y 30 por ciento del último salario, y ante el costo que significará es necesario fomentar un Estado fiscalmente fuerte y un esquema de progresividad en las aportaciones.

El tema de las pensiones laborales debería ser el de mayor preocupación en México, América Latina y el mundo, por la trascendencia en la vida de millones de trabajadores, consideró.

A la inauguración de la Semana de la Seguridad Social, que concluirá el 28 de abril, asistieron los senadores Isaías González Cuevas, secretario de la Comisión de Seguridad Social; Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación; y Luz María Beristain, de la bancada del Partido del Trabajo, así como Jesús Castillo Cabrera, director general del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas.